Departamento de Salud

Vacuna frente a la COVID-19

Preguntas frecuentes acerca del nuevo coronavirus (COVID-19)

Euskadi ha iniciado la campaña de vacunación contra la COVID-19 que va a permitir preservar la salud del conjunto de la población vasca, reducir el impacto en el sistema sanitario, así como en el resto de sectores. El proceso de vacunación será largo y por ello, será necesario que sigamos manteniendo las medidas de prevención habituales (distancia, higiene manos, mascarilla, ventilación, burbuja de contactos).

Llegada de la vacuna

La primera vacuna que ha llegado a Euskadi es la desarrollada por Pfizer y BioNTech. Euskadi comenzó a vacunar el 27 de diciembre en el ámbito sociosanitario con la llegada de una “entrega simbólica” de 405 vacunas.

Solidaridad - grupos de vacunación

La ciudadanía vasca debe mostrar una vez más su solidaridad y entender que las primeras personas en protegerse frente a la COVID-19 deben ser las más vulnerables.

Así, en esta primera fase, los grupos prioritarios que recibirán la vacuna serán los siguientes:

  • PRIMERO: Personas residentes y personal sanitario y sociosanitario en residencias de mayores.
  • SEGUNDO: Personal en el ámbito sanitario y sociosanitario.

A medida que vayan llegando más vacunas se continuará con su administración al resto de personas. El Departamento de Salud y Osakidetza irán informando del proceso en cada momento.

¿Cómo se administra?

La administración de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech consiste en dos dosis, que se aplican en el brazo dejando un tiempo de 21 días entre la primera y la segunda. La protección completa no llega hasta 7 días después de administrarse la segunda dosis. 

¿Quién se puede poner esta vacuna?

Esta vacuna está indicada para personas de 16 años de edad o mayores. 

¿Es segura?

Sí. Las vacunas autorizadas han demostrado su eficacia y seguridad en los ensayos clínicos, que han contado, de hecho, con un número de participantes superior al habitual.

La pandemia y su impacto ha obligado a acelerar el calendario de desarrollo de las vacunas. Los criterios y estándares son los mismos que cumplen las vacunas incorporadas al calendario de vacunación en Euskadi o la vacuna de la gripe.

La vacuna de Pfizer y BioNTech tiene una eficacia demostrada del 95%.

¿Posibles reacciones adversas?

En relación a la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech, como el resto de vacunas, es posible que haya algunas reacciones adversas. Éstas, si ocurren, son en general muy ligeras, y no entrañan riesgo para la salud. 

Principalmente consisten en dolor muscular en el lugar del pinchazo, fatiga y dolor de cabeza. Sólo en una de cada diez casos la vacuna ha producido fiebre. En estos casos, puede ser recomendable tomar analgésicos, como el paracetamol que serán indicados por los profesionales de Osakidetza. Es muy importante informar al equipo sanitario si se detecta alguna reacción adversa después de vacunarse para hacer un correcto seguimiento de la misma.

¿Contraindicaciones o precauciones para vacunarse?

La vacuna sólo está contraindicada en personas que hayan presentado una reacción de hipersensibilidad grave (de tipo anafiláctico) a una dosis previa de vacuna frente a la COVID-19 o a alguno de los componentes de la vacuna.

Se considera una “precaución” para la vacunación a aquellas personas con historia de alergia grave (anafilaxia) a cualquier otra vacuna o terapia administrada por vía intramuscular. En estos casos, la persona debe recibir información sobre la posibilidad de que pudieran existir riesgos de reacciones alérgicas graves tras recibir la vacuna.

No constituyen contraindicaciones ni precauciones para recibir la vacuna:

  • Historia de alergias a animales, alimentos, insectos, látex u otras alergias no relacionadas con vacunas o medicación inyectable.
  • Historia de alergia a medicinas administradas por vía oral.
  • Alergias no graves a otras vacunas o fármacos inyectables.
  • Historia familiar de anafilaxia.
  • Cualquier otro cuadro de anafilaxia no relacionado con vacunas o con fármacos inyectables.

La vacunación frente al Covid-19 puede posponerse temporalmente en personas con enfermedad aguda grave, pero una enfermedad leve sin fiebre no constituye una razón para posponer la vacunación. 

En el caso de las mujeres embarazadas la recomendación de vacunarse debe ser estudiada de forma individualizada y valorada en función de su nivel de riesgo por su médico o especialista.

Aunque no se espera que haya interferencia con las vacunas inactivadas, se recomienda separar la vacuna frente a la COVID-19 de otras vacunas previstas un mínimo de 7 días, para evitar la coincidencia de posibles efectos adversos que puedan atribuirse erróneamente a esta vacuna. No hay que realizar ningún tipo de intervalo especial entre las vacunas empleadas en pacientes alérgicos (para la desensibilización) y la vacunación frente al COVID-19.

¿Si tengo síntomas de COVID-19, me puedo vacunar?

Se debe posponer la vacunación de las personas con síntomas sospechosos de COVID-19 o con COVID-19 confirmada recientemente por laboratorio hasta que estén completamente recuperadas y haya finalizado el período de aislamiento.

De igual manera, se debe posponer la vacunación de las personas en cuarentena (por ser contactos de un caso confirmado) hasta que dicha cuarentena finalice. No está indicado realizar ningún test diagnóstico virológico o serológico de cara a valorar la vacunación. 

¿Si he pasado la COVID-19, me puedo vacunar?

No se han encontrado problemas de seguridad en la vacunación de personas con antecedentes de haber pasado la COVID-19 y la vacuna también puede administrarse en personas que hayan pasado la COVID-19.

Enlaces de interés:

Fecha de última modificación: