Departamento de Salud

Sobre embarazo, lactancia y niños

Preguntas frecuentes acerca del nuevo coronavirus (COVID-19)

¿Las mujeres embarazadas son más susceptibles a la infección o tienen un mayor riesgo de enfermedad grave?

Existen muy pocos datos disponibles de embarazadas afectas de COVID-19, pero parece que las embarazadas no son más susceptibles de infectarse por coronavirus respecto al resto de personas de su mismo rango de edad. Sin embargo, se sabe que en otros casos de infecciones respiratorias víricas conocidas como la gripe y otras, las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones. Por esta razón, las mujeres embarazadas son consideradas grupo de riesgo.

¿Pueden las mujeres embarazadas con COVID-19 transmitir el virus a su feto o recién nacido (transmisión vertical)?

Es una cuestión en investigación, por eso, las mujeres embarazadas deben tomar las precauciones adecuadas para protegerse de la exposición del virus.

De momento, no hay evidencia de la transmisión intrauterina del COVID-19 en mujeres que adquieren la infección durante el embarazo, así que se considera improbable que el virus produzca malformaciones fetales.

En el caso del parto, tampoco existe evidencia de que se produzca una transmisión de la infección.

Para más información, consulte con su matrona o ginecólogo/a.

¿Qué medidas tengo que tomar si estoy embarazada?

Las medidas de prevención de la infección son las mismas que para la población general, lavarse las manos frecuentemente, mantener la distancia de seguridad de 2 metros, evitar tocarse la nariz, boca y ojos, toser o estornudar en un pañuelo desechable o en el codo. Todos los miembros de la familia deben mantener estas medidas.

Respecto al uso de mascarillas, en el momento actual se recomienda que las mujeres embarazadas utilicen mascarillas quirúrgicas para salir a la calle, siempre como medida complementaria al resto de medidas de prevención anteriormente descritas.

Es muy importante mantener hábitos saludables, para lo cual las recomendaciones de su matrona y del resto del equipo de profesionales sanitarios que habitualmente le atiende, serán de gran ayuda y apoyo.

No se deben olvidar los cuidados básicos durante el embarazo como:

  • cuidar su alimentación, esta debe ser sana y equilibrada
  • no debe consumir sustancias tóxicas, ni alcohol, ni tabaco, pues comportan un efecto perjudicial para su salud y la de su bebé.
  • mantengase activa cada día, adaptando rutinas y ejercicios a su situación actual, salvo que le hayan indicado reposo. La actividad física mejorará tanto su estado físico como su bienestar emocional.
  • No haga caso ni siga consejos de fuentes no oficiales en redes sociales, solo conseguirá aumentar su ansiedad.

Aunque se están cancelando muchas consultas, el embarazo es una situación especial que obliga a realizar algunas pruebas en semanas concretas que no pueden ser retrasadas. Es importante acudir a las consultas de seguimiento del embarazo indicadas para asegurar el bienestar tanto suyo como de su bebé.

Si tiene cualquier duda, consulte con su matrona o ginecólogo/a.

¿La enfermedad materna con COVID-19 durante la lactancia está asociada con un riesgo potencial para un lactante?

Aun no existiendo datos suficientes para hacer una recomendación en firme sobre el amamantamiento en el caso de mujeres infectadas por COVID-19. Sin embargo, es importante insistir en que la lactancia materna otorga muchos beneficios, como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al COVID-19. Por ello, y ante la evidencia actual, se recomienda el mantenimiento de la lactancia materna desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan.

La OMS recomienda mantener el amamantamiento tanto para casos de madres confirmadas como probables, siempre y cuando se mantengan medidas para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto. En casos de madres con enfermedad grave, recomienda recurrir a la extracción de la leche.

Para los casos de madres lactantes fuera del periodo postnatal inmediato y que se infectan, o haya sospecha de infección por el COVID-19, se recomienda extremar las medidas de prevención (higiene de manos y mascarilla facial) y seguir amamantando al neonato. Otra opción podría ser hacer una extracción de la leche, extremando las medidas de prevención, y que ésta sea administrada al neonato por un cuidador sano.

No es preciso pasteurizar la leche extraída antes de administrarla al neonato.

¿Los bebes nacidos de madres con COVID-19 durante el embarazo tienen un mayor riesgo de resultados adversos?

Los estudios de caso son limitados, se han recogido algunos casos de partos prematuros de bebés nacidos de madres positivas para el COVID-19 durante el embarazo, sin una clara correlación con la infección materna. Actualmente se desconoce el riesgo de prematuridad asociado a la infección con COVID-19 durante el embarazo.

Tampoco existe información sobre los efectos a largo plazo en la salud de los bebés con COVID-19 o aquellos expuestos al virus que causa COVID-19 en el útero.

Fecha de última modificación: