Lehendakaritza

Brexit

El 23 de junio de 2016, el pueblo británico decidió abandonar la Unión Europea, mediante la celebración de un referéndum – 51,9% de los votos a favor y 48,1% en contra.

El artículo 50 del Tratado de la UE concede un plazo de dos años para que la UE y el Reino Unido alcancen un acuerdo de retirada que asegure una salida ordenada. El 29 de marzo de 2017, se inició formalmente el proceso de retirada, dando comienzo al plazo de 2 años.

En noviembre de 2018, los negociadores acordaron un texto de Acuerdo de Retirada que aborda los aspectos fundamentales para una retirada ordenada: los derechos de la ciudadanía, los derechos y obligaciones financieras del Reino Unido como Estado miembro saliente, así como un mecanismo para evitar restablecer una frontera dentro de la isla de Irlanda. Además, el Acuerdo de retirada prevé un periodo de transición desde su en vigor hasta el 31 de diciembre de 2020.

El Acuerdo de Retirada debía ser ratificado por la UE y el Reino Unido antes de 29 de marzo de 2019, pero debido a circunstancias políticas internas del Reino Unido, el plazo de dos años ha debido ser prorrogado en varias ocasiones, fijándose como última fecha para la retirada el 31 de enero de 2020.

Ante las dificultades para ratificar el anterior texto, el 17 de octubre de 2019, el Reino Unido y la UE acordaron nuevo un texto de Acuerdo de Retirada, que modifica sustancialmente el Acuerdo de Retirada original en lo que respecta a las condiciones de la frontera en la isla de Irlanda. También ha sido aprobada una nueva Declaración Política sobre las relaciones del futuro entre el Reino Unido y la UE.

Este Acuerdo fue ratificado por el Consejo Europeo extraordinario el 17 de octubre y el Parlamento británico el 20 de diciembre de 2019. Por su parte, el Parlamento de la UE prestó su consentimiento el 29 de enero de 2020.

Por lo tanto, el Reino Unido abandona la UE el 31 de enero de 2020, momento en el que se inicia un periodo transitorio que finalizará el 31 de diciembre de 2020. En teoría, es posible prorrogar ese periodo de transición.

Asimismo, a partir de 31 de enero de 2020, se prevé el inicio de las negociaciones entre el Reino Unido y la UE para alcanzar un Acuerdo sobre su relación futura. El plazo para alcanzar dicho Acuerdo finaliza el 31 de diciembre de 2020, siempre que el Reino Unido no solicite prorrogar por un año el periodo transitorio – cuestión poco probable a día de hoy.

En los últimos meses, la incertidumbre sobre la ratificación del Acuerdo de Retirada ha obligado a planificar medidas de contingencia para hacer frente a una hipotética situación de salida sin acuerdo. Sin embargo, debido a la entrada en vigor del Acuerdo de Retirada y al inicio del periodo de transición a partir del 1 de febrero de 2020, la necesidad de medidas de contingencia ha quedado suspendida por el momento.

Durante el periodo transitorio, la legislación de la UE continuará siendo de aplicación en el Reino Unido, que seguirá asimismo formando parte de la unión aduanera y el mercado único; igualmente, los socios del Reino Unido seguirán participando, hasta su conclusión, en los programas de financiación de la UE para el periodo 2014-2020, si bien no podrán acogerse a los instrumentos financieros que se aprueben tras la retirada. Además, el Reino Unido ya no dispondrá de derecho de voto en la toma de decisiones de las instituciones y agencias de la UE.

En definitiva, para la ciudadanía y la empresa la situación se mantiene sin alteraciones, hasta el final de periodo transitorio. No obstante, es importante recalcar que la ciudadanía, a fin de garantizar el mantenimiento y el ejercicio de sus derechos una vez haya finalizado el periodo transitorio, está obligada a realizar determinados trámites con anterioridad, por lo que es conveniente iniciarlos cuanto antes.

A continuación, se facilita información de utilidad sobre el Brexit:

Fecha de última modificación: