Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

Geología, geodiversidad y patrimonio geológico

El estudio de la geología de nuestro territorio es esencial para el conocimiento del patrimonio geológico y la geodiversidad. Las rocas presentes enla CAPV han dejado registro de la evolución geológica de esta área desde hace 360 millones de años, es decir, desde finales del Paleozoico hasta la actualidad. En este intervalo de tiempo se han producido procesos orogénicos, volcánicos, erosivos y sedimentarios que han configurado la diversidad geológica del País Vasco dando como resultado el paisaje actual tan característico de la Comunidad Autónoma: montañas y valles, acantilados y playas, reflejan la naturaleza de las rocas que subyacen. Además, el estudio de estas rocas permite conocer cómo fueron en tiempos remotos el clima, la diversidad biológica o las catástrofes naturales.

La geodiversidad, junto con el de biodiversidad, forman parte de la diversidad natural de un territorio.

La Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y Biodiversidad define por primera vez el concepto de geodiversidad así:

Geodiversidad o diversidad geológica: variedad de elementos geológicos, incluidos rocas, minerales, fósiles, suelos, formas del relieve, formaciones y unidades geológicas y paisajes que son el producto y registro de la evolución de la Tierra.

De esta definición se extrae que:

  1. el estudio de la geodiversidad analiza la variedad de elementos geológicos presentes en un territorio, incluidas las formas del relieve (geomorfología) y el paisaje, y la relación que muestran entre ellos; y
  2. la evolución geológica de una región y los elementos geológicos resultantes son los que determinan la geodiversidad.

El patrimonio natural y éste, junto con el patrimonio cultural, componen el Patrimonio de la Humanidad, concepto que fue introducido por la UNESCO por medio de la Convención de Paris de 1972.

Según se recogió en dicha convención, forman parte del patrimonio natural, entre otros, los monumentos naturales constituidos por formaciones físicas que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico; las formaciones geológicas y fisiográficas y las zonas estrictamente delimitadas que constituyan el hábitat de especies, animales y vegetales, amenazadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico; y los lugares naturales o las zonas naturales estrictamente delimitadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de la belleza natural.

Así pues, se deduce que el patrimonio geológico forma parte del patrimonio natural.

Su definición se determina igualmente en la Ley 42/2007:

Patrimonio Geológico: conjunto de recursos naturales geológicos de valor científico, cultural y/o educativo, ya sean formaciones y estructuras geológicas, formas del terreno, minerales, rocas, meteoritos, fósiles, suelos y otras manifestaciones geológicas que permiten conocer, estudiar e interpretar: a) el origen y evolución de la Tierra, b) los procesos que la han modelado, c) los climas y paisajes del pasado y presente y d) el origen y evolución de la vida.

Se alude en esta definición a un conjunto de elementos que componen este patrimonio, a unos valores determinados de los mismos y a una información que se puede conocer a través de su estudio.

El estudio del patrimonio geológico busca identificar los elementos con mayor valor para promover su conservación y facilitar su utilización y disfrute sostenibles. Se pretende identificar, valorar, conservar y divulgar aquellos lugares que posean un elevado valor geológico: los lugares de interés geológico (LIG).

La geoconservación trata de proteger la geodiversidad y el patrimonio geológico por medio de estrategias de gestión y puesta en valor de los recursos geológicos. Estas estrategias requieren procedimientos, criterios y herramientas para identificar los lugares de interés geológico; conocer sus características, su origen, su fragilidad y amenazas; ponerlos en valor y gestionarlos.

Según la Ley 42/2007 de Biodiversidad y Patrimonio Natural, se define la conservación como: el mantenimiento o restablecimiento en estado favorable del patrimonio natural […]. La geoconservación hace referencia a la conservación de los elementos geológicos por medio de un conjunto de medidas y acciones. Una definición de geoconservación es: el conjunto de técnicas y medidas encaminadas a mantener la conservación (incluyendo la rehabilitación) del patrimonio geológico y de la geodiversidad, basada en el análisis de sus valores intrínsecos, su vulnerabilidad y el riesgo de degradación(Patrimonio geológico y geodiversidad: investigación, conservación, gestión y relación con los espacios naturales protegidos. Carcavilla, L., López-Martínez, J. y Durán, J.J. (2007)).

Dentro de los objetivos de la geoconservación se podría diferenciar la conservación y la preservación. La primera permite un uso sostenible del recurso (científico o educativo, por ejemplo), mientras que la segunda pretende la protección total del mismo sin ningún tipo de uso. Por otro lado, la geoconservación no sólo pretende evitar la destrucción del elemento geológico, también se trata de prevenir, corregir o minimizar los posibles daños a que pudieran estar expuestos; el mantenimiento del ritmo natural de los procesos geológicos y geomorfológicos activos; y, por último, proteger los valores culturales, estéticos y paisajísticos relacionados con los elementos geológicos.

La interpretación pretende traducir el lenguaje técnico a un lenguaje que sea comprensible para el público en general con el fin de informar, entretener y motivar el conocimiento por medio de un conjunto de actividades. En la CAPV existen numerosos centros que empeñan su esfuerzo en hacer comprensible a la población el significado del patrimonio natural en general y del geológico en particular.

Fecha de última modificación: