Natura 2000: las joyas de la naturaleza de Euskadi

La selección de los espacios de la Red Natura 2000 en Euskadi fue propuesta tras los acuerdos de Consejo de Gobierno en diciembre de 1997, diciembre de 2000 y junio de 2003.

El valor de estos lugares fue reconocido por la Comisión Europea al incluir la totalidad de los lugares propuestos por Euskadi en las primeras listas que publicó de Lugares de Importancia Comunitaria de sus respectivas regiones biogeográficas, en diciembre de 2004, para los perteneciente a la región atlántica, y en julio de 2006, para los de la mediterránea. De esta forma quedaron establecidos los Lugares de Importancia Comunitaria para la región biogeográfica atlántica y para la región biogeográfica mediterránea, a las cuales pertenece Euskadi.

Los 55 espacios integrados en la Red Natura 2000 en Euskadi se extienden por una superficie aproximada de 1.500 kilómetros cuadrados, lo que supone en torno al 20,5% del territorio.

Espacios exclusivamente marinos

ZEPA 

Espacio marino que se extiende a lo largo de unos 30 kilómetros de franja marina litoral. Este espacio ha sido declarado por su importancia como franja marina asociada a varias colonias de cría de paíño europeo (Hydrobates pelagicus) y cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) establecidas a lo largo de todo el sector costero e islotes. El espacio se caracteriza por sus aguas poco profundas en el contexto del cantábrico oriental, donde el cormorán moñudo consigue explotar sus recursos tróficos a mayor distancia de la costa. La zona es importante también para una gran diversidad de aves marinas migratorias, entre las que destacan, por su importancia, la pardela balear (Puffinus mauretanicus) y el alcatraz atlántico (Morus bassanus).

Espacios litorales

ZEC

Las dunas y arenales costeros son ecosistemas muy frágiles. Debido a sus peculiares condiciones ambientales (suelo móvil, alta salinidad, falta de agua dulce, etc.), las plantas que arraigan sobre la arena son prácticamente exclusivas y de gran interés. La destrucción de esos ambientes arenosos provoca la desaparición de estas especies, que no tienen otro lugar en el que prosperar.

Los acantilados litorales y los brezales costeros albergan numerosos microhábitats en los que se refugian especies extremadamente raras y algunos endemismos como Armeria euskadiensis. También son importantes las aves marinas, que incluyen nidificantes raros.

Estuarios

ZEPA

ZEC

Los estuarios son importantes sistemas naturales situados entre los medios marino y fluvial y constituyen uno de los ecosistemas más productivos existentes. Poseen una elevada capacidad de regeneración.

La dinámica mareal a la que están sometidos los estuarios es muy variable, con procesos de erosión y sedimentación imprevisibles que generan una gran diversidad de ambientes y hábitats. Es precisamente esta gran variabilidad la que les otorga su elevado interés desde el punto de vista de la biodiversidad.

Los estuarios cumplen una importante función conectora con otros estuarios y con el ecosistema fluvial. Tienen un alto grado de biodiversidad tanto faunística como florística.

Además juegan un papel muy importante en la migración de las aves ya que constituyen áreas de invernada y descanso para numerosas especies.

Humedales interiores

ZEC

ZEC/ZEPA

Los humedales son los ecosistemas más productivos del mundo, albergan buena parte de nuestra biodiversidad y nos prestan servicios ambientales de gran importancia como la reducción de los efectos de las inundaciones, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

Ríos

ZEC

Araba/Álava

Bizkaia

Gipuzkoa

Hay varias especies de interés comunitario ligadas a estos hábitats cuyas poblaciones están muy amenazadas y en la mayoría de los casos en regresión, como Mustrela lutreola (visón europeo), Galemys pyrenaicus (desmán del Pirineo), Lutra lutra (nutria), Salmo salar (salmón atlántico), Austropotamobius italicus  
(cangrejo de río), y especies de flora, tales como Soldanella villosa o los helechos Woodwardia radicans y Trichomanes speciosum.

Espacios representativos de algunos tipos particulares de bosques

Se trata de ZEC en las que prácticamente la totalidad de su territorio se corresponde con un tipo de bosque concreto o con la combinación de un par de tipos.

 

Espacios montañosos o de media montaña

En estos espacios generalmente de superficie media a grande conviven bosques autóctonos naturales o seminaturales con diferentes tipos de pastos y brezales-matorrales y con grandes roquedos y sus cuevas asociadas. Casi todos ellos albergan cabeceras de ríos y arroyos y medianas y pequeñas zonas húmedas, destacando especialmente la única turbera activa en Euskadi que es la de Zalama en Ordunte.

Araba/Álava

Bizkaia

Gipuzkoa

 

Fecha de última modificación: