Departamento de Cultura y Política Lingüística

El Gobierno Vasco aprueba por primera vez un Plan para impulsar el euskera en el ámbito socioeconómico y define las "metas" cuantificables que se han de cumplir para 2023 (Consejo de Gobierno 26-12-2019)

logoconsejo.jpg

26 de diciembre de 2019

El consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha presentado el Plan en el Consejo de Gobierno de hoy.

El planeamiento define grupos de comarcas que pueden ser estratégicas: por un lado, las capitales de la CAV y el Bajo Bidasoa y, por otro, el Duranguesado y las cuencas de los ríos Deba y Oria.

El consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha presentado tras el Consejo de Gobierno de hoy el Plan de Promoción del Euskera en el Ámbito Socioeconómico para el periodo 2020-2023, cuyo objetivo es impulsar el euskera en el mundo laboral, tanto en el ámbito público como en el privado. El Plan parte de una reflexión realizada en el Gobierno Vasco y otras instituciones y entidades a fin de orientar diferentes estrategias para conseguir cuatro grandes objetivos: potenciar el conocimiento del euskera en el mundo laboral, fomentar el uso del euskera entre las y los trabajadores, mejorar el cumplimiento de los derechos lingüísticos de las personas consumidoras y, en cuarto lugar, fomentar la activación lingüística en las entidades y entre consumidores. El Plan define metas cuantificables que se desean lograr para 2023, priorizando una decena de metas estratégicas.

Acompañado del consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno y portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, el consejero Zupiria ha destacado que, por primera vez, hay un Plan detallado dirigido a seguir reforzando el euskera en el mundo laboral: "A lo largo de las últimas décadas el euskera ha ganado diferentes ámbitos, si bien en algunos campos queda mucho por hacer. El mundo laboral es uno de ellos, y además se trata de un ámbito estratégico. En este momento nos encontramos condiciones que antes no teníamos para fortalecer el euskera en el mundo del trabajo, incluyendo, por supuesto, la Administración. Las nuevas generaciones que se están incorporando al mundo laboral tienen más capacidad que nunca para desarrollar sus tareas en euskera, pero hay que facilitarles el camino. Por primera vez tenemos un Plan concreto para lograr ese objetivo".

Objetivos

El Plan distingue dos tipos de objetivos. En primer lugar, se habla de los objetivos finales que deben alcanzarse a través de la planificación presentada hoy, y se citan cuatro objetivos generales:

  • Conocimiento del euskera.
  • Uso del euskera.
  • Derechos lingüísticos.
  • Activación social.

Para poder medir el grado de cumplimiento de estos cuatro objetivos, el Plan establece las metas a lograr para 2023, relacionando los indicadores correspondientes a cada meta.

Por otro lado, el Plan menciona los elementos con los que trabajar para alcanzar estos objetivos finales: agentes (Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco, resto de departamentos del Gobierno Vasco, otras instituciones públicas, empresas, trabajadores/as, sector consultor); herramientas (legislación, subvenciones, certificaciones, comunicación y sensibilización, redes, foros, investigación); áreas clave o prioritarias (paisaje lingüístico y entorno digital, lengua de servicio, competencia, activación social, ampliación de oportunidades). De ahí se han extraído los objetivos estratégicos que el plan desearía cumplir y que explican el camino para alcanzar los objetivos finales:

1.- Paisaje lingüístico y entorno digital.

1.1.- Reforzar la implicación de las empresas.

1.2.- Socializar los acuerdos y avances alcanzados.

2.- Lengua de servicio.

2.1.- Adaptar el esquema de certificados para potenciar las oportunidades de las y los consumidores.

2.2.- Dar a conocer los derechos de las y los consumidores.

2.3.- Alcanzar acuerdos de colaboración con las empresas.

2.4.- Reforzar los instrumentos de vigilancia con otras instituciones.

3.- Conocimiento.

3.1.- Mejorar la competencia en euskera del personal que trabaja de cara al público, a través de programas adaptados.

3.2.- Impulsar el modelo lingüístico en euskera en la Formación Profesional y en la Universidad.

3.3.- Ofrecer ayudas para la mejora de la competencia lingüística en las empresas.

4.- Activación social.

4.1.- Orientar campañas de sensibilización para promover la demanda de servicios en euskera.

4.2.- Canalizar las campañas de sensibilización dirigidas a las empresas.

4.3.- Impulsar foros intersectoriales para la creación de iniciativas de cooperación.

4.4.- Acuerdos con empresas y marcas punteras para impulsar la activación de las y los euskaldunes.

5.- Lengua de trabajo.

5.1.- Potenciar las ayudas y programas para el desarrollo de planes de euskera en las empresas.

5.2.- Impulsar redes y foros para compartir buenas prácticas entre empresas.

5.3.- Extender el uso del euskera en las enseñanzas duales.

5.4.- Reforzar y ampliar el esquema de declaraciones y certificados.

6.- alcanzar acuerdos.

6.1.- Alcanzar acuerdos para introducir modificaciones en la legislación.

6.2.- Acuerdos entre instituciones para definir y llevar a cabo las iniciativas a alcanzar.

 

Ámbitos estratégicos

Por otro lado, el Plan define dos tipologías de comarcas que pueden ser estratégicas para la promoción del euskera en el mundo laboral:

Primer Grupo: Comarcas de las tres capitales de la Comunidad Autónoma de Euskadi (Gran Bilbao, Donostialdea y entono metropolitano de Vitoria-Gasteiz) y Bajo Bidasoa.

  • Se trata de entornos de la segunda zona sociolingüística (entre 20 % y 50 % de euskaldunes).
  • El sector servicios tiene mucho peso, más que la industria.
  • Concentran en total tres cuartas partes de los establecimientos y el empleo de la CAE.
  • La mayoría son pequeñas empresas, pero los grandes comercios y las franquicias han cogido peso.

Segundo grupo: Durangaldea en Bizkaia y cuencas de los ríos Deba y Oria en Gipuzkoa (Bajo Deba, Alto Deba, Tolosaldea y Goierri).

  • Se trata de entornos de la tercera zona sociolingüística (entre el 50 % y el 80 % de euskaldunes).
  • La industria tiene mucho peso.
  • Representan el 15 % del empleo total de la CAE.
  • Cuentan con varias empresas de gran tamaño

Contexto del Plan

Los agentes que han colaborado en la elaboración de este Plan han recorrido un largo camino juntos antes de que hoy fuera presentado. Consciente del salto cualitativo que supone el desarrollo de la gestión lingüística para implantar el uso del euskera en el ámbito socioeconómico, instituciones y agentes del mundo del euskera comenzaron en 2015 a tratar el eventual desarrollo de este Plan (fundamentalmente, las instituciones vascas y las euskalgintza). En 2018 se llevó a cabo un proceso participativo desde el que se recogieron y desarrollaron las principales claves para la promoción del euskera en este ámbito, mientras que en 2019 se ha adaptado el informe a la metodología Aurrerabide y se ha completado la elaboración y presentación del Plan por la vía de la gestión avanzada.

El Plan está dirigido a un gran número de agentes (sabiendo que no todos tienen la misma responsabilidad): Administración (Gobierno Vasco, diputaciones y ayuntamientos), euskalgintza (asesorías principalmente, pero también otros agentes), empresas (empresarios, cooperativas…), trabajadores (sindicatos principalmente, como representantes de las y los trabajadores) y ciudadanía (tanto a través de las asociaciones de consumidores como a través del mundo del euskera). Asimismo, el Plan recoge que el Gobierno Vasco debe ser ejemplar en este proceso y demostrar liderazgo, ya que a la Administración le corresponde garantizar los derechos lingüísticos de la ciudadanía y promover que el euskera sea lengua de trabajo.

En la elaboración del Plan se ha realizado un diagnóstico alrededor de la situación del euskera en el ámbito socioeconómico o. A través de entrevistas con expertos, cuestionarios enviados o una investigación realizada a través de SIADECO se ha analizado cuál es la situación de la lengua vasca en el mundo laboral. Una de las conclusiones a la que se ha llegado es que gracias al esfuerzo realizado para revitalizar el euskera, está llegando a los centros de trabajo la juventud más preparada y euskaldun de la historia. Y se destaca que el esfuerzo realizado por el sistema educativo como consecuencia de la voluntad de la sociedad vasca debe tener continuidad en el mundo laboral.

Junto a ello, en este diagnóstico se destaca que el camino no parte de cero, ya que en las últimas décadas se han promovido experiencias como la plataforma INDEUS, los certificados Bikain y el certificado Bai Euskarari, programas iniciados a nivel municipal, la convocatoria de subvenciones Lanhitz para posibilitar planes de euskera o el programa EUSLAN.

El ejercicio de adecuación del Plan a la metodología Aurrerabide en 2019 se ha realizado en base al proceso realizado en 2018 y al informe resultante. Para ello, en primer lugar, se ha elaborado un borrador de adaptación del informe de 2018 y se han realizado diversos contrastes con los responsables de la viceconsejería de Política Lingüística hasta la elaboración del informe provisional. En una segunda etapa se han seleccionado agentes clave para realizar un primer contraste. El contraste se realizó con los siguientes grupos: diputaciones y empresas consultoras, Educación, Formación Profesional y Universidades, asociaciones industriales y empresariales, sindicatos, entidades financieras y, por último, empleo, consumo y comercio. A través de esa vía se llegó al diagnóstico de la situación y, finalmente, se han definido los objetivos a lograr de cara a los próximos años.