La operación de Semana Santa finaliza en Euskadi sin víctimas mortales por sexto año consecutivo

trafiko.jpg

3 de abril de 2018

Se han registrado menos retenciones en los puntos habituales

La operación de Semana Santa puesta en marcha por la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco ha finalizado sin ningún accidente mortal, con menos retenciones en los puntos habituales y un número medio de desplazamientos algo inferior a lo previsto. En total, se han registrado 60 accidentes de tráfico (en 24 de ellos ha habido personas heridas).

La tendencia descendente, tanto en la mortalidad como en la accidentalidad, en los periodos de Semana Santa se mantiene desde hace varios años. Así, mientras en 2012 hubo que lamentar la muerte de dos personas en accidente (en Araba) y un total de 123 accidentes, en los últimos seis años (2013, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018) no ha habido víctimas mortales. Este año, entre el 28 de marzo y el lunes 2 de abril se han registrado 28 accidentes menos que el año pasado.

En general, se ha registrado menos tráfico en todos los emplazamientos los primeros días de la operación Semana Santa. Las retenciones han sido también menores a las de años anteriores, tanto en magnitud como en periodos de tiempo.

Ninguna persona ha fallecido en nuestras carreteras en este periodo festivo, se consolida la tendencia descendente en mortalidad, también en el periodo de Semana Santa ­ha declarado la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera- Además, se han registrado 28 accidentes menos que el año pasado, 60 en total que son la mitad de los ocurridos en 2012. Las llamadas a la prudencia y responsabilidad en la conducción están dando sus frutos. Los datos, aún provisionales, nos indican que los primeros días de las vacaciones ha habido menos tráfico que el año pasado”.

La Dirección de Tráfico puso en marcha el pasado miércoles un operativo especial en el que participaron doscientos agentes de la Ertzaintza. Además, se ha realizado una campaña de concienciación, con el lema: “Elige conducir /Gidatu, besterik ez” que se ha difundido por medios de comunicación y redes sociales.

Menos retenciones en el inicio de la Semana Santa y vuelta escalonada

Las retenciones más importantes se registraron el miércoles 28 de marzo, en la AP-8 en la frontera sentido Francia, entre las 14:20 y las 20:50 horas, con un máximo de 8 km sobre las 18:25 horas. En el mismo punto, el jueves 29 de marzo, por la mañana, hubo un máximo también de 8 km de retención sobre las 12:20, si bien el tráfico se normalizó para las 15:30 horas, mientras que en 2017 las colas alcanzaron los 11 km y duraron hasta las 16:20 horas.

En el trayecto entre Bilbao y el límite con Cantabria se registraron retenciones el miércoles por la tarde, de hasta 9 km a las 19:05 horas, y el jueves por la mañana, entre las 09:45 y las 14:20 horas. Sin embargo, las retenciones disminuyeron respecto a 2017 –cuando se llegaron a alcanzar los 15 km- .

En el Nudo de Armiñon, el miércoles por la tarde se registró un accidente, a las 16:58 horas, entre tres turismos que provocó retenciones durante una hora y media y a las 19:45, la avería de un camión que obstaculizaba parte del carril derecho causó retenciones durante varias horas en la A-1, afectando a las N-622.

Por lo que respecta al retorno de Semana Santa, ha sido escalonado, sin incidentes, y no se han registrado grandes retenciones en las carreteras de Euskadi.