Ingurumen, Lurralde Plangintza eta Etxebizitza Saila

Premios Euskadi de Literatura 2017

Linbotarrak - portada

Literatura en euskera

Asier Serrano
Linbotarrak

Leer mas
Patria - portada

Literatura en castellano

Fernando Aramburu
Patria

Leer mas
Xomorropoemak eta beste piztia batzuk - portada

Literatura infantil y juvenil en euskera

Leire Bilbao
Xomorropoemak eta beste piztia batzuk

Leer mas
Testamentua- portada

Traducción literaria al euskera

Matías Múgica
Testamentua (François Villon)

Leer mas
Versos de Deportes - portada

Ilustración de obra literaria

Mikel Valverde
Versos de Deportes

Leer mas
Bidean ikasia - portada

Ensayo en euskera

Arantxa Urretabizkaia
Bidean ikasia

Leer mas
Potosí - portada

Ensayo en castellano

Ander Izagirre
Potosí

Leer mas

LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL EN EUSKERA

Xomorropoemak eta beste piztia batzuk - Portada

Leire Bilbao
Xomorropoemak eta beste piztia batzuk
Pamiela

Premio de 18.000 euros y 4.000 euros si la obra premiada se publica en otra lengua.

Jurado:
Igor Idoeta, presidenta del jurado
Elisabet Mas, vocal
Mikel Aierbe, vocal
Irati Zaldua, vocal
Imanol Mercero, vocal

Razonamiento del jurado

En este bestiario poético se hace un sonoro llamamiento a los bichos, no así a los insectos –aun siendo objeto de muchos gestos de amor a lo largo del libro–, sino a los pequeñitos de nuestro alrededor, a nuestros”bichitos”. Esta obra aborda perfectamente el tono y el pulso que necesita la literatura infantil, ya desde el título en sí. Es una invitación a acercarse a jugar con la lengua, así como con el habla, ya que las virtudes que tiene leído en voz alta se evidencian más aún.

El juego, la sonrisa, la imaginación, el refugio mutuo, todo son valores a contemplar –tal vez indispensables– cuando nos acercamos a la y loss niños, y este libro ofrece todos ellos. Es una obra coherente, compacta, que ofrece entre todos los poemas una reivindicación general. Están unidos en su tono humorístico, en su actitud juguetona y, sin embargo, cada poema es capaz de mantener su anécdota particular, para reivindicar su originalidad particular.

Nos parece que utiliza de manera magistral los recursos provinientes de la tradición, para aportar a nuestro contexto actual una obra fresca e innovadora. No se ha inventado nada nuevo, ha reutilizado lo anteriormente existente, pero el resultado ha sido extraordinario, que es lo que elogiamos. Cada vez, se nos cuentan las peripecias que suceden a algunos bichos y fieras, describiendo contextos que pueden sorprender, y reservando la sorpresa final..

Leire Bilbao

Leire Bilbao

Ondarroa, 1978.

Además de su fructífera trayectoria en literatura infantil, tiene dos libros de poemas para adultos: Ezkatak (Susa, 2006) y Scanner (Susa, 201). Algunos de estos poemas se han recopilado en diversas antologías y se han traducido a varias lenguas. Algunos músicos también los convierten en canción.

He aquí algunos libros publicados:
Armairu barruan ipuinak irakurtzen zituen neska (Erein, 2010)
Euli bat dut bihotzean (Elkar, 2013)
Gerrak ez du izenik (Pamiela, premio Etxepare 2013)
Doministripu jauna (Elkar, 2014).

Xomorropoemak eta beste piztia batzuk

Los poemas, como los bichos, aparecen por sorpresa. Y pican. Y muerden. Y dejan unos pequeños granos en la piel que no se van en días. Algunos poemas vuelan. Otros nadan. Los hay que se arrastran. También los que rugen al pasar la hoja. Algunos poemas son negros. Los hay verdes, rojos o de otros colores. Algunos poemas tienen cuatro patas, otros seis, ocho o cien. Porque los poemas, al fin y al cabo, son como los bichos. Y cuidado, porque algunos de esos bichos se convierten en fieras.

TRADUCCIÓN LITERARIA AL EUSKERA

Testamentua (François Villon) - Portada

Matías Múgica
Testamentua (François Villon)
Erein - Igela

Premio de 18.000 euros.

Jurado:
Ramon Etxezarreta , presidente del jurado
Gidor Bilbao, vocal
Aiora Jaka, vocal
Elizabete Manterola, vocal

Razonamiento del jurado

El jurado de los Premios de Euskadi Literatura 2017 en la modalidad de Traducción Literaria al Euskera ha decidido, por unanimidad, conceder el premio a D. Matías Múgica, por la traducción del francés medieval al euskera de la obra Testamentua, de François Villon.

Le Testament de François Villon es un clásico en la poesía lírica francesa. Escrita en 1461, es la obra más conocida y emblemática de Villon. Tal y como dice en la contraportada de la traducción al euskera, “la obra de Villon está llena de aventuras y desventuras de su vida; a veces son completamente manifiestas, y otras las cuenta mediante medias palabras y alusiones veladas. La obra de Villan combina el lirismo y la vulgaridad, la devoción a la Vírgen y el amor, la fé profunda y la inmoralidad cruda; se rebela contra los poderosos, manifiesta ternura hacia los compañeros de miseria y, de vez en cuando, melancólico y burlón, también aparece dulce y vengativo”.

Todo ello, Villon lo expresó en un lenguaje vivo, a veces crudo y otras veces tierno, en 2023 versos octosílabos rimados, la mayoría de las veces dividido en estrofas de ocho versos. La traducción era un tremendo reto; tremendo en el sentido etimológico (aterrador) y tremendo en el sentido figurativo (impresionante).

Según el jurado, Matías Múgica ha realizado una traducción que guarda una resonancia fiel al texto original, en estrofas de 7+6 sílabas, sin transformar demasiado el texto y contenido en busca de la necesidad de la idéntica rima del original, pero ofreciendo el impulso rítmico que sugiere la entonación del original. Tal y como confiesa el mismo traductor, el objeto ha sido “buscar el mismo efecto que causaba en los lectores de la época en la que se escribió el texto”. Para ello, ha utilizado sin complejos algunas licencias en el idioma, tanto para lograr una adecuada cantidad de sílabas, como para ofrecer una adecuada rima. Según Matías Múgica, para reflejar en la traducción “las gracias formales del poema original”.

El jurado quiere mencionar expresamente, por último, el uso medido y admirable de las notas explicativas y aclaratorias del texto, introducidas excelentemente en esta cuidada edición de la obra, dispuesta para ayudar sin trabas al lector.

Matías Múgica

Matías Múgica

Pamplona, 1961

Estudió Filología Clásica y realizó el Máster en Traducción. Trabaja en la Administración de Navarra como traductor y editor. Ha traducido obras de varios autores, entre otros, de L.F. Céline, Joseph Roth, Goethe, Bocaccio, Maupassant.

Testamentua (François Villon)

Italo Siciliano en el 1934 comenta sobre una importante obra de Villon que Villon “es el poeta lírico más grande de Francia”. Al decir eso, seguramente, entiende la palabra “lírico” con el significado de hoy día, ya que hoy en día poeta lírico se refiere al que canta sus sentimientos personales, el que se refleja a sí mismo en los poemas, sus penas y alegrías, sus pasiones, sus asaltos o las decepciones de la vida. Si Villan no hubiera tenido esa vida excepcional, llena de trabas y desplomes y recuperaciones, no se habría convertido en el poeta que conocemos y no habría dejado una huella tan profunda en el ser humano. La obra de Villon está llena de aventuras y desventuras de su vida; a veces son completamente manifiestas, y otras las cuenta mediante medias palabras y alusiones veladas. La obra de Villon combina el lirismo y la vulgaridad, la devoción a la Vírgen y el amor, la fé profunda y la inmoralidad cruda; se rebela contra los poderosos, manifiesta ternura hacia los compañeros de miseria y, de vez en cuando, melancólico y burlón, también aparece dulce y vengativo”.

ILUSTRACIÓN DE OBRA LITERARIA

Versos de Deportes - Portada

Mikel Valverde
Versos de Deportes
SM

Premio de 18.000 euros y 4.000 euros si la obra premiada se publica en otra lengua.

Jurado:
Nuria Hernández, presidenta del tribunal
Alexandre Fernandez, vocal
Jose Antonio Morlesin, vocal
Enrique Martínez-Inchausti, vocal
Ainara Azpiazu, vocal

Razonamiento del jurado

Ilustraciones frescas que se adaptan al lenguaje poético aportando un importante toque de humor, y generando pequeñas escenas que ofrecen lecturas paralelas al texto. Capacidad de crear escenas con lenguaje propio, al margen del texto, generando su propio lenguaje de pistas.

Con sus ilustraciones, Mikel, consigue consecuencias no solo educativas, sino lúdicas, ya que invita al lector a investigar la imagen provocando, con la curiosidad que deriva, la creacion de razonamientos y lecturas propias. Con ellas consigue acercarnos a la poesía ayudando a construir al lector.

Mikel Valverde

Mikel Valverde

Vitoria-Gasteiz, 1966

Se licenció en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, en la especialidad de Técnicas gráficas. Fue colaborador de las publicaciones Octopus y La Luna de Madrid, y en 1985 fundó el grupo Tebeos Kopón. Ese mismo año intervino en la obra colectiva Vitoria-Gasteiz, los felices 85, y al año siguiente logró el primer premio de la III Muestra de Cómic de Castilla y León. Su trabajo como ilustrador de Literatura Infantil y Juvenil se inició en 1995 y desde entonces no ha parado. Ha publicado con las mejores editoriales españolas del sector, destacando su labor en diversas colecciones junto a autores de renombre, como Bernardo Atxaga o Luisa Villar Liébana. Esta faceta profesional la compagina con la creación de cómics y el diseño de agendas, guías, portadas de discos, folletos y carteles. En 2005 fue distinguido con el Premio Internacional de Ilustración Fundación SM, por su obra Paula en Nueva York.

Versos de Deportes

Versos de Deportes - ilustración

ENSAYO EN EUSKERA

Bidean ikasia - Portada

Arantxa Urretabizkaia
Bidean ikasia
Pamiela

Premio de 18.000 euros y 4.000 euros si la obra premiada se publica en otra lengua.

Jurado:
Mitxelko Uranga, presidenta del jurado
Pako Aristi, vocal
Monika Madinabeitia, vocal
Agurtzane Elordui, vocal
Alberto López, vocal

Razonamiento del jurado

Arantxa Urretabizkaia en su libro ha abordado un tema que en la historia contemporánea de Euskal Herria, desgraciadamente, está muy de actualidad: el alarde de Hondarribia. Ofrece el testimonio de quien conoce el problema desde dentro con todas sus graves consecuencias, respondiendo a una frase que muchas veces hemos escuchado y que nos sorprende: "Tú no eres de aquí y no puedes entender lo que sucede".

Urretabizkaia ofrece en el libro una crónica y un testimonio desgarrador, comenzando desde los orígenes del alarde igualitario, sobre esta disputa que para la sociedad vasca se ha alargado, incomprensiblemente, veinte años; cuenta la lucha a favor de la igualdad y sitúa los sucesos en un contexto de apego irracional que a menudo se tiene hacia la tradición.

Si bien lo que relata es duro, la escritura es suave; el odio o el rencor no son ni el punto de partida ni la meta, lo son el deseo de justicia, el triunfo de la lógica, la descripción de los sentimientos individuales y el reflejo de una agitación colectiva. Profundo en el fundamento, con una escritura límpida y rica, el libro es el logro de una escritora que ha sabido mirar a la realidad en su conjunto con total madurez; muchas veces causante de inquietudes, otras veces sorprendente, las claves del suceso las sitúa en el marco histórico, en el marco socioeconómico y en el ámbito emocional de las relaciones humanas.

Del mismo modo, ha analizado el papel de las diferentes entidades, la influencia de la prensa, completando un relato con una lectura a modo de novela, que sin embargo no hace olvidar al lector que es un hecho real, cercano y que se repite todos los años, logrando completamente el objetivo principal de toda buena literatura de cualquier género: alterar, transformar al lector, pero acariciarlo con una prosa excelente y arrojar luz sobre un tema.

Este año Urretabizkaia ha dejado de participar en el alarde, y nos deja en este libro el testimonio de una dura experiencia, para que el recorrido realizado por ella hasta ahora en el alarde, en adelante lo continúe el libro en el interior de cada lector, recordando, de igual modo, que estamos ante una disputa todavía no resuelta. A menudo la literatura es como una catarsis, un alivio para las heridas que aún escuecen. Sea este libro de Urretabizkaia el espacio compartido, empático, para la resolución de este problema; el reino del camino hacia la paz.

Arantxa Urretabizkaia

Arantxa Urretabizkaia

1947, San Sebastián.

De profesión periodista, trabaja tanto en prensa escrita, como en radio y televisión. Como escritora, comenzó a escribir poesía y continuó haciendo novelas. En ese último apartado, Zergatik Panpox (Hordago, 1979), Koaderno gorria (Erein, 1998), 3 Mariak (Erein, 2010), Zuri-beltzeko argazkiak (Pamiela, 2014) son sus obras más conocidas; todas ellas publicadas también en español y otros idiomas.

Con el libro de poemas Maitasunaren magalean logró el Premio de la Crítica en 1982 y con la novela 3 Mariak el mismo premio en 2010.

Bidean ikasia

Poca gente debe estar acostumbrada a ser ofendida en voz alta por la calle. Poca gente está preparada para ello. Tampoco el ofensor tendrá esa costumbre, seguramente, pero los actos demuestran que el ofensor se adapta mejor a la nueva situación, ya que él ha generado dicha situación, y porque él ha elegido dicha acción.

El que ofende cree que, además de la capacidad para herir al ofendido, también tiene el poder de humillarlo. Si un señor joven y desconocido te dice puta cuando vas por la calle, no es agradable, evidentemente. Pero el mismo insulto en boca de tu hijo o pareja tendría un efecto diferente. En boca de tu hijo te humillaría; en boca de un joven de la calle, probablemente no. También podrías sentir lástima hacia el ofensor.

... La espada de la ofensa tiene dos filos, y el segundo hiere al ofensor.

ENSAYO EN CASTELLANO

Potosí - Portada

Ander Izagirre
Potosí
Libros del K.O.

Premio de 18.000 euros y 4.000 euros si la obra premiada se publica en otra lengua.

Jurado:
Fernando Mikelarena, presidenta del jurado
Beñat Arginzoniz, vocal
Santos Zunzunegui, vocal
Juan Manuel Díaz de Guereñu, vocal
Maria José Martínez, vocal

Razonamiento del jurado

El jurado de la modalidad de ensayo en castellano ha destacado el libro Potosí por la calidad de su prosa y su buen manejo de los recursos literarios. La crónica de Ander Izagirre tiene la capacidad de acercarnos a mundos desconocidos haciendo que los sintamos llenos de vida; por otro lado su eficacia expositiva consigue mantenernos en vilo a lo largo de toda la narración.

Ander Izagirre ha elaborado un relato certero sobre las condiciones infrahumanas en las que miles de hombres luchan por sobrevivir. A través del día a día de una niña minera y de su pequeña historia de miseria y esperanza, se refleja el terrible drama que durante siglos, y hoy más que nunca, están padeciendo los mineros del Cerro Rico de Potosí. Alejado de sentimentalismos y derivas estériles, el lector se encuentra ante un libro de encomiable calidad literaria y que posee la doble virtud de informarnos e interpelarnos.

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Donostia-San Sebastián, 1976

Ander Izagirre escribe con los pies. Ha publicado reportajes sobre los porteadores de las montañas del Karakórum, los supervivientes de Chernóbil o el campesino que ordeñó las nubes en la isla de El Hierro. Recibió el Premio Europeo de Prensa 2015 por un reportaje sobre crímenes militares en Colombia: “Así se fabrican guerrilleros muertos”.

En Libros del K.O. ha publicado otras obras: Plomo en los bolsillos, Mi abuela y diez más, Los sótanos del mundo, Beruna patrikan y Cansasuelos.

Potosí

El Cerro Rico de Potosí, emperador de todos los montes, pirámide de todos los minerales, palacio de todos los tesoros, es hoy un vertedero de escombros que amenaza con derrumbarse sobre los diez mil mineros que entran todos los días.

Las minas de Potosí fueron el escenario de los conquistadores españoles que acumularon la plata, de los barones mineros que instauraron el primer capitalismo boliviano, de la revolución de 1952, las masacres militares y la última guerrilla del Che. Del subsuelo salieron los obreros que tumbaron dictaduras; ahora salen niños que se manifiestan y consiguen leyes para trabajar a partir de los diez años.

En Potosí están los mecanismos de la riqueza extraordinaria y de la pobreza más feroz. En Potosí está la violencia. Al final de la cadena hay una niña de doce años que entra a trabajar en la mina. Esa niña se llama Alicia y Potosí cuenta su historia.