Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

Lugares

imagen cabecera lugares

Txingudi   -   Humedales de importancia internacional Ramsar

Medio Biótico

Medio Biótico

Fauna

En el intermareal abierto se localiza la mayor biodiversidad de fauna invertebrada, con especies como Hediste diversicolor, Upogebia deltaura, Scrobilaria plana, Palaemon sp, Carcinus maenas, Pachygrapsus marmoratus, etc.

En el intermareal de las lagunas de San Lorezo y de Txoritegi, la diversidad es aparentemente menor, aunque se repiten algunas de las especies.

El 86% de la fauna vertebrada de las rías de Euskadi se encuentra en el estuario de Txingudi, haciendo el 67% de ella un uso temporal del mismo, durante las pasadas migratorias y la invernada.

Ictiofauna: a las especies costeras, comunes en los estuarios (Dicentrarchus labrax, Mullus surmuletus, Diplodus sargus, etc.) se unen otras poco conocidas en los sistemas costeros vascos, como Alosa alosa, Salmo trutta trutta, o únicas en los cauces del Cantábrico oriental, como Salmo salar, que se reproduce anualmente en el tramo alto de la cuenca del Bidasoa, facilitado por un programa de repoblación artificial. Concretamente del humedal destaca la reproducción de Gasterosteus aculeatus, especie incluida en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas y el Libro Rojo de los Vertebrados de España (1992).

Hepertofauna: la especie más notoria es Bufo calamita, que mantiene una densa población en arenales, rellenos y estratos superiores (dulceacuícolas) de la marisma.

Mamíferos: destaca la presencia de Arvicola sapidus, Galemys pyrenaicus y Mustela putorius. Único estuario que cuenta con la presencia de la rata nutria (Myocastor coypus).

Avifauna: la diversidad ornítica de Txingudi es la mayor de la costa vasca con hasta 288 especies.

Es de destacar la presencia de pequeñas poblaciones nidificantes de algunos pequeños pájaros palustres. Locustella luscinioides tiene en Txingudi su único punto de reproducción del País vasco. También lo hacen Acrocephalus scirpaceus, Acrocephalus schoenobaenus, Acrocephalus arundinaceus y Emberiza schoeniclus, y el límicola Charadrius dubius.

Es importante el papel que juega el estuario como soporte alimenticio para la población de gaviotas nidificantes, Larus cachinnans y L. fuscus.

La gran mayoría de las especies de aves presentes en Txingudi pertenecen a la categoría de migratorias y utilizan la bahía como lugar de reposo y para reponer reservas durante sus largos viajes. Su estratégica localización geográfica es, seguramente, una de las principales circunstancias responsables de la elevada diversidad ornítica de Txingudi, ya que coincide de lleno con el eje migratorio atlántico.

Se dan cita en Txingudi, por un lado, aves marinas que vienen costeando desde el norte y que no acostumbran a adentrarse demasiado en alta mar (Phalacrocorax sp., Larus sp., Sterna sp., etc.), por otro, aves acuáticas que también siguen la línea costera (ardeidos, Platalea leucorodia, anátidas y limícolas, sobre todo), y por último, aves que migran por el interior (Ciconia nigra, rapaces, paseriformes). El resultado es que un gran número de aves coinciden en este pasillo migratorio como si de un embudo se tratara. Es por ello una de las mejores zonas para la observación del fenómeno migratorio.

En resumen, en estos casos se acercan a Txingudi aves marinas como Sterna sp., Larus fuscus o Stercorarius parasiticus, aves acuáticas como Ardea sp., Egretta garzetta, Platalea leucorodia, Anser anser, Branta bernicla, Anas sp. y Aythya sp., así como diversas especies de limícolas y abundantes contingentes de paseriformes migradores.

La invernada de aves acuáticas en Txingudi es bastante notable, siendo el grupo dominante entre los invernantes acuáticos el de los láridos, donde destacan Larus cachinnans y Larus ridibundus, pero en el que aparecen otras 6 especies.

Flora y Vegetación

La vegetación natural de Txingudi se extiende en más de 42 has, cerca del 7% de la superficie total de la ría, y está configurada actualmente a partir de fangales intermareales, marismas y prado-juncales que orlan las unidades anteriores. La vega agrícola, reversible a marisma, pero no considerada aquí como vegetación natural, ocupa casi 154 ha (más del 25% de la vega fluvial).

En los alrededores de Txingudi existen las siguientes comunidades vegetales:

  • Hayedos oligotrofos
  • Robledales oligotrofos
  • Robledal mesófilo-Bosque misto de frondosa atlánticas
  • Marojales
  • Alisedas
  • Saucedas
  • Brezales
  • Helechales
  • Piornales-Retamares
  • Zarzales y espinales
  • Matorral basófilo pulvinular
  • Pastos
  • Prados

Destaca la presencia de vegetación halófila, que se presenta en la bahía de Txingudi como formaciones herbáceas de porte pequeño, donde predominan las especies de gramíneas, juncáceas y ciperáceas. A menudo se disponen en forma de mosaicos a lo largo de gradientes ambientales, más o menos complejos, sintetizados por la variación topográfica, de la que se derivan a su vez gradientes salinos y de anegamiento.

Vegetación de fangos intermareales: rodales de Spartina alterniflora y pequeñas manchas de Asater tripolium. En el nivel subacuático se ha identificado Zostera marina, y por encima, Z. noltii.

Vegetación marismeña genuina: escasas manchas puntuales, especialmente en el área de las islas del Bidasoa (Galera y Santiago Aurrera), en donde se encuentran elementos del grupo ecológico de Salicornia ramosissima, con Spergularia marina y S. maritima. Bajo una menor influencia mareal se encuentra el grupo de Juncus maritimus, con Scirpus marítimus, Inula crithmoides, Triglochin maritima y Plantago maritima.

Bordes del lezón: comunidades del grupo de Elymus pycnanthus, con Atriplex hastata, Inula crithmoides, Festuca rubra y Armeria marítima; el arbusto exótico Baccharis halimifolia ocupa buena parte de los bordes del lezón y áreas interiores de las islas del Bidasoa.

Carrizales: son especies acompañantes Scirpus maritimus, Carex vulpina, Althaea officinalis y Samolus valerandi.

En la marisma se han encontrado 46 especies significativas, el 33% de las citadas en el País Vasco, de las que 24 se consideran raras o muy raras en el Catálogo Florístico. Se destaca la presencia de Myosoton aquaticum, Cochlearia pyrenaica ssp. aestuaria, Lepidium latifolium, Lysimachia vulgaris, Alisma plantago-aquatica, Zostera marina, Lemna gibba, Scirpus lacustris ssp. tabernaemontani y Eleocharis multicaulis.

En los arenales de Txingudi es destacable la presencia de Koeleria cristata, Arctotheca calendula (exótica) y Eragrostis cilianensis. Astragalus baionensis, antiguamente citada en arenales de Txingudi, no ha vuelto a localizarse recientemente.