Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

Lugares

imagen cabecera lugares

Salburua   -   Humedales de importancia internacional Ramsar

Medio Biótico

Medio Biótico

Fauna

A falta de realizar un análisis más completo de los invertebrados de la zona, destaca una de las comunidades de coleópteros Carabidae más importantes de la Península Ibérica (108 especies), con un gran interés de conservación ya que una tercera parte de la comunidad esta formada por especies que requieren protección. Destacan 2 especies que tienen en Salburua su único registro ibérico (Elaphrus riparius y Badister unipustulatus) y otras 8 con muy pocas localidades conocidas en la Península: Trepanes fumigatus, Trepanes clarki, Oxypselaphus obscurus, Acupalpus luteatus, Badister sodalis, Baudia anomala, Baudia dilatata, Microlestes seladon. 

Lucanus cervus, se encuentra en categoría K según "Invertebrados españoles protegidos por convenios internacionales" y en anexo II de la Directiva Hábitats.

Entre la mastofauna destaca la comunidad de micromamíferos, compuesta por 13 especies, y la colonia de Rhinolophus ferrumequinum, especie "Vulnerable" en España. La comunidad de carnívoros también esta muy bien representada, destacando por su grado de amenaza Felis silvestris y Mustela putorius. 

Mención aparte merece Mustela lutreola, considerado el pequeño carnívoro más amenazado de Europa y que en Salburua mantiene una importantísima población de 12-20 ejemplares. Se trata del vertebrado prioritario de conservación en la zona, considerado "En Peligro de Extinción" en España.

Entre la fauna piscícola destaca la presencia de Rutilus arcasii, endemismo ibérico. 

Entre la herpetofauna sobresale la comunidad de anfibios, que con 10 especies es una de las más importantes a escala regional. Destaca la importante población (834 adultos estimados) de Rana dalmatina, una de las más importantes a escala ibérica de este anuro gravemente amenazado. Por su interés biogeográfico destaca la presencia de Pelodytes punctatus y Discoglossus galganoi, al límite de su distribución ibérica. iscoglossus galaganoi y Vipera seoanei son endemismos ibéricos. 

En la zona crían más de 300 parejas e invernan más de 2.000 ejemplares de diferentes especies de aves acuáticas. Se han citado 76 especies de las cuales 23 son limícolas, 16 anátidas, 10 grandes zancudas y otras 27 pertenecen a otros grupos. Estos datos convierten a Salburua en un enclave de excepcional interés de conservación, tanto por el tamaño de las poblaciones que acoge como por su diversidad y presencia de especies de alto grado de amenaza. Se pueden apuntar los siguientes datos: 

  • Único punto de reproducción en el País Vasco de Himantopus himantopus (59 pp), Anas querquedula (1 pp), Nycticorax nycticorax (1 pp), Ixobrychus minutus (1 pp), y de otras especies también muy escasas en el ámbito geográfico cercano como Aythya fuligula (3 pp), Charadrius dubius (12 pp), Anas clypeata (3 pp) o Rallus aquaticus (3 pp). En total más de 300 parejas nidificantes de aves acuáticas.

  • Presencia regular en paso o invernada de otras especies amenazadas a escala peninsular comoPodiceps nigricollis, Ardeola ralloides, Ardea purpurea, Ciconia nigra, Ciconia ciconia, Platalea leucorodia, Circus aeruginosus, Porzana porzana, Porzana pusilla, Recurvirostra avosetta, Gallinago gallinago, Numenius arquata, Chlidonias hybridus, Chlidonias niger, Streptopelia turtur, Alcedo atthis, Riparia riparia, Acrocephalus paludicola, entre otras.

Flora y Vegetación

La importancia de estos humedales se fundamenta en el excelente estado de conservación y en la extensión de las formaciones emergentes (asociación Lythro salicariae-Caricetum ripariae) inusuales en la Península Ibérica, y en la riqueza de la flora acuática y emergente. 

La flora acuática está constituida por 17 táxones (8 carófitos, y 9 fanerógamas), y la flora emergente por otros 20 táxones. A esta flora hay que añadir la representada en las praderas juncales, los pastizales marginales y la vegetación arbustiva y arbórea. La riqueza florística del enclave, a falta de estudios complementarios, superará sin duda las 300 especies. Se trata por tanto de un enclave en el que se encuentran representados los diferentes tipos de vegetación que completan la sucesión vegetal desde las formaciones subacuáticas hasta la vegetación potencial arbórea de los suelos no inundados. 

Así mismo, Salburua recoge las únicas citas hasta la fecha en la Comunidad Autónoma del País Vasco de 3 taxones: Tolypella glomerata, Callitriche obtusangula y Chara vulgaris var. longibracteata.La comunidad de vegetación acuática de Salburua es considerada de Importancia Europea. Respecto a la vegetación periférica destaca el gran interés ecológico de las riberas fluviales, el robledal-isla de la Balsa de Arkaute y las formaciones de prado juncal y prado con malvavisco. En estas comunidades vegetales aparecen especies de gran interés botánico al conocerse muy pocas localidades a escala regional (Scutellaria galericulata, Thalictrum flavum, Valeriana officinalis, Aconitum napellus, Althaea officinalis, Cirsium palustre, Dactylorhiza elata, Equisetum x moorei, Sanguisorba officinalis, Salix alba x Salix atrocinerea) o por encontrarse al límite de su distribución ibérica(Crataegus laevigata, Viburnum opulus)

Hábitats

Salburua constituye el único humedal natural de cierta entidad que se encuentra en la comarca. Por ello, muchos de los organismos que habitan este enclave, tanto animales como vegetales, son auténticas rarezas en su entorno geográfico.
Las láminas de agua ocupan 21 ha en la Balsa de Betoño y 39,5 ha en la de Arkaute. En el complejo lagunar de Salburua se distinguen diversos tipos de hábitats acuáticos que pueden resumirse del siguiente modo: 

  • Las cubetas lagunares, planas, de aguas someras
  • Manantiales y surgencias por donde descarga el acuífero local
  • Canales y acequias.

La cubeta lagunar está ocupada en su mayor parte por comunidades helofíticas densas dominadas por Carex riparia que confieren a estos humedales su aspecto característico y peculiar. Estas formaciones de cárices son las más extensas y mejor conservadas de la Península Ibérica. Entre las formaciones de cárices quedan zonas de aguas libres colonizadas por diferentes tipos de vegetación acuática en sentido estricto (praderas sumergidas de carófitos, formaciones de Polygonum amphibium, etc.). En los manantiales y surgencias descargan las aguas carbonatadas del acuífero local, y están colonizadas por formaciones de Potamogeton coloratu. Por último en los canales, acequias y regueras se localizan comunidades acuáticas de aguas someras y estacionales caracterizadas por Tolypella glomerata, Callitriche obtusangula, Ranunculus trichophyllus, etc. 

En la zona medran tres tipos de formaciones herbáceas perilagunares que forman hábitats de gran valor ecológico: prados-juncales, dominados por Molinia caerulea y Scirpus holoschoenus; prados con malvavisco de la Balsa de Arkaute, con especies características y muy raras en su ámbito geográfico como Althaea officinalis, Scutellaria galericulata, Thalictrum flavum; y masas de Phragmites australis, muy interesantes por sus especiales características biotópicas. Se conservan pequeños retazos de la vegetación boscosa originaria de la zona perilagunar, principalmente saucedas, ripisilvas y vestigios de robledal eútrofo. Destaca por su alto valor ecológico el pequeño (8 ha) robledal-isla ubicado en la Balsa de Arkaute, testigo relíctico del paisaje vegetal propio del fondo de valle de la Llanada Alavesa. En 20 ha de la zona se han realizado repoblaciones forestales del cortejo del robledal, con vistas a aumentar el areal de estos ecosistemas en la zona. Las riberas de la zona también se consideran de alto valor, entre otros aspectos, por ser el hábitat de la especie cordada prioritaria de la zona: Mustela lutreola

En Salburua existen tres plantaciones de clones de chopo cuyo futuro pasa por su sustitución progresiva por vegetación propia del cortejo florístico de la zona. En diversas áreas de la periferia lagunar, destinadas a uso público más intensivo, se han creado espacios encespedados. Por último, en 8 has situadas entre ambas lagunas existe una explotación agrícola que próximamente va a ser restaurada e incorporada a la zona húmeda. En lo que respecta a los terrenos circundantes al espacio Ramsar la mayor parte de la superficie son terrenos urbanos o cultivos agrícolas de cereal, patata y remolacha, lo cual convierte a los humedales en una autentica "isla ecológica" inmersa en un entorno altamente transformado por el ser humano.

Referencias

Artículos

Blogs y sitios web

Informes y estudios

(7) 2011. Campaña Invernal de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus) en Salburua 2010 - 2011, Asociación para el Anillamiento Científico de Aves Txepetxa Hegaztien Zientzi-Eraztunketarako Elkartea