Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

IHITZA 46 - ¿Y LA FAMILIA QUÉ? La lucha por los 0,1 microwatios

Hace tres años los vecinos y las vecinas del barrio de Ibaiondo de Vitoria-Gasteiz se percataron de que en el Hotel Lakua, situado a 35 metros de centro escolar Ibaiondo, había instaladas varias antenas de telefonía. El consejo escolar y la asociación de padres y madres se reunieren con el objetivo de comenzar a recabar información al respecto.

Samuel Bautista es miembro del consejo escolar y la asociación de padres y madres de Ibaiondo

Cuando la asociación de padres y madres se reunió con el consejo escolar, nos dimos cuenta de que existía muy poca información respecto a las posibles consecuencias que pueden tener estas antenas, por lo que decidimos acudir a fuentes oficiales.

Encontramos varios informes elaborados por el Parlamento Europeo y el publicado en 2011 recomendaba que los valores de exposición de este tipo de antenas no superaran los 0,1 microwatios/cm2. Comparaba los efectos secundarios a los producidos por el amianto o el plomo de la gasolina, también hablaba de cáncer…

Estos datos nos llamaron la atención, por lo que quisimos consultar los valores que permitía la legislación española. Comprobamos que esta legislación se basa en una resolución de 1998 y admite valores de hasta 500-1.000 microwatios/cm2, ¡10.000 veces más altos que los recomendados por el Parlamento Europeo!

Se trata de una gran diferencia, ¿cómo conseguisteis medir la radiación que recibíais en vuestro centro?

Al ver estos datos nos asustamos, así que en mayo de 2012 pedimos al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que nos instalara uno de los 6 medidores de radiación que dispone en el tejado del colegio. En poco tiempo el medidor comenzó a dar datos que superaban 30-40 veces los recomendados desde Europa.

Entonces comenzamos a reunirnos con diferentes grupos de expertos y partidos políticos, los entonces señor alcalde Javier Maroto y la concejal de Medio Ambiente Idoia Garmendia para tratar este tema.

¿Y qué respuesta obtuvisteis?

Hasta el día de hoy, sólo hemos recibido palabras bonitas, nada más. Por nuestra parte, comenzamos a movilizarnos cada semana y convocar huelgas con el objetivo de captar la atención de las instituciones.

En febrero de 2014 dimos un gran paso: en el Gobierno Vasco Bildu, EAJ, UPyD y PSOE aprobaron los 6 puntos presentados por unanimidad. Fue entonces cuando dimos a conocer que existen dudas razonables respecto a la radiación radiomagnética.

Y de repente, en mayo del 2014 y sin previo aviso, el medidor del tejado del colegio comenzó a marcar valores de 0,1. Ahora nos sentimos más tranquilos, pero no podemos estar del todo contentos porque no se ha tomado ninguna medida ni en nuestra comunidad autónoma ni en España.

Todavía hoy continuamos revisando cada semana el medidor del colegio y esperamos que nuestra experiencia se extienda a otros centros.

Fecha de última modificación:  13/01/2016