Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras

Fecha de publicación: 25/06/2009
El Gobierno Vasco ofrecerá viviendas en alquiler social a los parados que pierdan su vivienda
También se ofrecerá a las promotoras alquilar las viviendas que tengan en stock

Intervención íntegra (pdf, 30Kb)

El Consejero de Vivienda, Iñaki Arriola,  ha anunciado en el Parlamento que aquellas personas en desempleo que pierdan su vivienda por no poder pagar la hipoteca podrán acogerse al Programa Bizigune a través del cual podrán acceder a una vivienda en alquiler protegido.

"Pretendemos desarrollar una política sensata que movilice parte de nuestro parque en alquiler para cubrir situaciones socialmente graves durante un período temporal que cubra la etapa de crisis económica y financiera", ha asegurado en su respuesta a una interpelación realizada por Ezker Batua.

En este sentido, aboga por una vía "temporalmente limitada y excepcional" mediante dos líneas basadas, por un lado, en ofrecer "una vivienda en alquiler protegido a aquellas personas que pierdan su vivienda habitual por ejecución hipotecaria bancaria como consecuencia de una situación de desempleo sobrevenido, ofertando viviendas del Programa Bizigune" y, por otro, ofreciendo a los promotores de viviendas libres la posibilidad de ceder el uso al Gobierno Vasco de sus viviendas en stock ya terminadas y sin vender, durante un período de 5 años.

En este último caso, la Consejería abonará a los promotores una contraprestación de 27.000 euros por la cesión de uso que será utilizado para ofertar viviendas en alquiler protegido.

Por otro lado, el Consejero ha explicado las razones de la retirada de las medidas anticrisis de vivienda impulsadas por el anterior Departamento, en manos de Ezker Batua, que consistían en la recompra de vivienda libre, transformación en vivienda protegida y mantenimiento de los ex propietarios como inquilinos con opción de compra y la recompra de la vivienda de protección oficial y cobertura de los ex propietarios como inquilinos en el programa Bizigune.

En su opinión, dichas medidas "aunque loables en su intención, carecían de una norma aprobada y de una partida presupuestaria" que pudiera hacer frente a estas medidas. "Su mantenimiento, hubiera conllevado el riesgo de comprometer una cantidad presupuestaría considerable, no prevista en la Ley de Presupuestos vigente" por lo que se decidió su
retirada y la puesta en marcha de las medidas anunciadas hoy.