Departamento de Seguridad

Recomendaciones a la población ante incendios forestales

Medidas preventivas

  • Es muy probable que las autoridades de tu Territorio hayan prohibido hacer fuego en época de verano y no haya autorización ni para quemar rastrojos o pastos, ni para utilizar barbacoas o fogatas, (ni tan siquiera en las áreas recreativas habilitadas a tal efecto). En la época de alto riesgo de incendios, cualquier chispa o llama, por pequeña que sea, puede dar lugar a un desastre. Consúltalo.
  • En todo caso, está prohibido encender fuego en el monte cuando el riesgo de incendio sea medio, alto o extremo, según informen las autoridades. Tampoco enciendas una hoguera si hay viento o no tienes agua cerca.
  • Lo mejor es no hacer fuego en el monte, pero si está autorizado, hazlo en suelo limpio, con terreno despejado y rodeándolo de piedras. Apágalo bien, échale agua y cúbrelo con tierra.
  • No tires cerillas o colillas. Tampoco tires papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible susceptible de originar un incendio.
  • En los terrenos forestales no utilices desbrozadoras, motosierras, grupo de soldadura, amoladora o radial.
  • En épocas de riesgo de incendios, para adentrarse en el monte es conveniente conocer bien el terreno, las vías de comunicación, caminos alternativos y procurar caminar siempre por zonas de gran visibilidad. Si vas a practicar senderismo, en especial en compañía de mayores y niños, procura no salirte de los circuitos señalizados.

Qué hacer si te encuentras con un incendio forestal

  • Si ves un incendio, llama siempre al teléfono de emergencias 112.
  • Observa la dirección del fuego y prevé rápidamente una vía de escape.
  • Si el foco es pequeño, trata de apagarlo batiéndolo con ramas, echando agua o cubriéndolo con tierra.
  • Si no es posible apagarlo, no huyas ladera arriba, trata de alejarte bajando por las zonas laterales, y en sentido contrario al viento.
  • Mantén la calma, no corras, prestando atención al terreno que pisas.
  • Si puedes, dirígete a zonas desprovistas de vegetación o ya quemadas. No huyas hacia hondonadas o barrancos.
  • Vigila la dirección del viento y sus posibles cambios.
  • Si estás en zona de humo, tápate la boca y nariz con un pañuelo húmedo. Bebe mucho líquido.
  • No intentes atravesar a pie o en vehículo las zonas con fuego o humo, porque la falta de visibilidad puede hacerte sufrir un accidente.
  • Si tienes dudas contacta con el 112 y sigue sus instrucciones.
Fecha de última modificación: 14/09/2012