Departamento de Educación

Sostenibilidad e intervención educativa

          

Bases teóricas

 

Las bases teóricas son el currículo de la CAPV, las competencias y la educación ambiental. A su vez, la visión constructivista, la metodología de proyectos de trabajo y la evaluación (como reguladora del proceso de enseñanza-aprendizaje) son los medios adoptados para desarrollar el trabajo.

  • El currículo en vigor recoge en sus finalidades de la Educación Básica en el Artículo 4:

“… c) La preparación del alumnado para su incorporación a la vida adulta y para que sean capaces de vivir una vida plena como sujetos individuales, como miembros activos comprometidos en el desarrollo de una convivencia armónica y en la construcción de una sociedad más justa y equitativa y como personas comprometidas con la conservación de la naturaleza y el desarrollo sostenible." (Decreto 236/2015, BOPV, 15-01-2016)

  • Educación Ambiental trabaja con la intención de crecer e implicarse en el entorno. Se desarrollan capacidades y competencias para que podamos, tanto a nivel individual como colectivo, conocer y desafiar las particularidades de la crisis ambiental, así como ofrecer y poner en marcha alternativas a corto y largo plazo. Partiendo del diálogo de los diferentes conocimientos surgen nuevos conocimientos con perspectiva de sostenibilidad, proyectando un nuevo futuro sostenible basado en una ética solidaria inter e intra generacional.

  • A la hora de emprender el trabajo, priman los principios fundamentales de la visión constructivista
    • Desarrollar el proceso de aprendizaje en interacción con el medio, como consecuencia de una intensa reflexión.
    • Partir de las concepciones previas del alumnado para construir nuevos conocimientos y desarrollar capacidades, siempre dentro de su zona de desarrollo próximo.
    • Que lo aprendido sea significativo y aplicable en otros ámbitos.
  • Metodología de proyectos de trabajo: el Artículo 9 del currículo en vigor recoge en sus Principios metodológicos coherentes con el enfoque de la educación por competencias:

“El departamento competente en materia educativa promoverá una metodología basada en los siguientes principios:

2.– Dentro de la variedad de opciones metodológicas del enfoque de la pedagogía por competencias, se pueden resaltar como aspectos diferenciales los siguientes:

a) La acción competente consiste en la resolución de situaciones-problema movilizando los recursos disponibles de forma integrada.

d) Para desarrollar las competencias básicas se requiere proponer actividades auténticas focalizadas en situaciones reales, vinculando el conocimiento a los problemas importantes de la vida cotidiana.

e) Para provocar el aprendizaje relevante de las competencias básicas se requiere la implicación activa del estudiante en procesos de búsqueda, estudio, experimentación, reflexión, aplicación y comunicación del conocimiento. “

(Decreto 236/2015, BOPV, 15-01-2016)

  • La evaluación constituye el eje del trabajo. Es la que regula el proceso de enseñanza-aprendizaje. Su función es analizar la información que aporta el propio proceso convirtiéndose en su guía y en generadora o catalizadora de nuevos procesos. La evaluación permite al alumnado controlar y regular su propio proceso constructivo, es decir, la evaluación se convierte para el alumnado en un elemento autorregulador, que le permite aprender a aprender. El trabajo consiste en imbuir de mecanismos de regulación y autorregulación el proceso de enseñanza-aprendizaje.