Departamento de Seguridad

Seguridad y Salud firman un convenio para realizar un estudio que relacione el impacto de las olas de calor y su posible incidencia en la salud de la ciudadanía vasca

Fecha de publicación: 

Estefanía Beltrán de Heredia y Jon Darpón destacan la importancia de la labor preventiva a fin de eliminar los factores de riesgo y minimizar la incidencia de efectos negativos

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia y el consejero de Salud, Jon Darpon, han firmado esta mañana un convenio de colaboración para realizar un estudio que relacionará las olas de calor y su posible incidencia en la salud de la ciudadanía vasca durante los quince últimos años a fin de mejorar la atención ciudadana y optimizar los recursos disponibles. Con la firma del convenio, Osakidetza-Servicio Vasco de Salud se compromete a facilitar a la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología una serie de datos sobre fallecimientos o problemas en la salud que puedan relacionarse con periodos de temperaturas altas extrema o temperaturas altas persistentes.

Tener un mejor conocimiento de la incidencia de las olas de calor en las patologías de la ciudadanía de Euskadi es el objetivo final del estudio que llevará a cabo la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología con la información de los años comprendidos entre 2001 y 2016, facilitada por Osakidetza-Servicio Vasco de Salud.

Dicho programa pretende establecer una relación causa efecto entre la saltas temperaturas y las diversas afecciones que puedan derivarse de los efectos causados por las mismas en la población vasca.

De este modo, la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet y el Servicio Vasco de Salud, Osakidetza, intercambiarán información a fin de confeccionar una base de datos basada en estudios históricos que permitirán determinar los índices de impacto reales que las olas de calor provocan en materia de salud en los ciudadanos y ciudadanas.

En la actualidad, el Departamento de Seguridad, a través de la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología (DAEM) emite de forma automática avisos amarillos, alertas naranjas y alarmas rojas en función del impacto esperado en cada una de las situaciones de meteorología adversa previstas.

Gracias a este convenio de colaboración, basado en datos objetivos y contrastados, el sistema de avisos se ajustará mejor a la incidencia que las olas de calor tendrán en determinados colectivos en función de su edad, tipo de dolencia, zona geográfica de residencia, etc.

De hecho, desde el punto de vista meteorológico, los efectos asociados a las olas de calor no tienen carácter uniforme ya que pueden variar en función del grado de humedad relativa, la persistencia de las temperaturas y otras variables.

De este modo, la población vasca dispondrá de un mejor servicio de carácter preventivo que les advertirá con tiempo suficiente de los posibles riesgos derivados de las altas temperaturas.

Es misión del Departamento de Seguridad la protección de las personas ante situaciones de riesgos colectivos graves, misión que se concreta, entre otras acciones, en el estudio y evaluación de las situaciones susceptibles de generar riesgos para la seguridad de las personas”, ha destacado la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, quien ha señalado que a través del estudio estadístico-meteorológico es posible que se avance en la observación de otros impactos sanitarios que hoy por hoy no están relacionados con la meteorología.

Por su parte, el consejero de Salud, Jon Darpón ha hecho hincapié en la importancia de contar con estudios que determinen el impacto que generan situaciones meteorológicas excesivamente calurosas en la salud de la ciudadanía vasca. “Hay que tener en cuenta que las previsiones climáticas pueden ayudar a prevenir los problemas de salud derivados de este fenómeno, pero si además se incorporan al sistema de alerta meteorológica mecanismos de seguimiento y vigilancia sanitaria es posible dar una respuesta específica y adoptar medidas preventivas a corto y medio plazo”, ha manifestado Darpón.