Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

Se abre al público un itinerario ecológico que descubre los valores medioambientales del Valle Salado de Añana y su entorno Se abre al público un itinerario ecológico que descubre los valores medioambientales del Valle Salado de Añana y su entorno

Fecha de publicación: 

  • El paseo, que discurre junto al río Muera y bajo las eras de evaporación, potencia y complementa el atractivo turístico de las salinas 
  • El recorrido, que cuenta con una inversión de 450.000 eurosaportada el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, se unirá próximamente a la red vasca de equipamientos de educación ambiental  
  • El consejero de Medio Ambiente, Iñaki Arriola y el diputado general de Álava, Ramiro González, han destacado la importancia de incorporar a las rutas de las salinas la componente medioambiental que enriquece la oferta del Valle Salado  

 

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, y el presidente de la Fundación Valle Salado de Añana y diputado general de Álava, Ramiro González, han presentado hoy el nuevo itinerario ecológico de la salinas, que en los próximos días se va a sumar a los recorridos interpretativos de este espacio, declarado la semana pasada Sistema Integral del Patrimonio Agrícola Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Este itinerario, financiado por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco con 450.000 euros, parte de la necesidad de crear un nuevo recorrido a través del Valle Salado que descubra fundamentalmente la riqueza ecológica y de biodiversidad del enclave alavés. Todo ello sin olvidar los elementos culturales, históricos, arqueológicos, etc., que integran el entorno de las salinas, explotadas desde hace 7.000 años, donde naturaleza y cultura están indisolublemente ligadas para crear un hábitat único.

La apertura al público de la primera parte de este recorrido ecológico se producirá en los próximos días. Se trata, concretamente, de un tramo de 400 metros de longitud del total de 1.300 metros que tiene. Parte del manantial que distribuye el agua entre las eras, continúa con la bajada al río Muera y, tras atravesarlo, prosigue por la orilla contraria, discurriendo en algunos tramos bajo las características eras de evaporación sostenidas por pilares de madera. La ruta introduce una importante novedad sobre las ya existentes, y es la posibilidad de caminar junto al cauce del río Muera y observar los distintos sedimentos geológicos que ilustran de forma especial la historia del valle y mejoran la comprensión del entorno y características medioambientales. El camino, en ocasiones casi suspendido sobre el río, permite además el disfrute del agua de una forma muy próxima, con un paseo cerrado de fuertes pendientes a ambos lados.

 

Nuevas perspectivas para la visita de las salinas

El recorrido cuenta con varios puntos de gran interés para el visitante como el paseo bajo las eras recuperadas y la construcción, próximamente, de un mirador frente a la llamada plaza de toros de las salinas, en un punto que ofrece una espectacular vista del conjunto.

Durante la ejecución de la obra se han llevado a cabo la adecuación de antiguas sendas salineras y la creación de nuevos caminos con pasarelas y puentes, así como la recuperación de entramados de madera, muros, pozos de salmuera y eras de producción de sal.

Paralelamente a la apertura al público del primer tramo del itinerario, el proyecto continúa con la ejecución del resto del recorrido, de algo más de medio kilómetro de longitud, y la incorporación de tramos de sendas ya recuperadas, hasta completar los 1.300 metros que componen el itinerario medioambiental en su versión final, cuyas obras se prevé finalizar el próximo año.

El consejero Arriola ha indicado que “el nuevo itinerario pretende resaltar la integración que desde tiempos inmemoriales se ha dado en el Valle Salado de la actividad humana de la explotación de la sal con el equilibrio ecológico y el respeto al entorno natural”. Ha destacado también que este recorrido “va a potenciar y enriquecer el atractivo turístico de las salinas, permitiendo visitar todo el complejo de las salinas con perspectivas inéditas hasta ahora”.  En sintonía con ese espíritu, su construcción se ha realizado con rigurosos criterios ambientales, que incluyen el empleo únicamente de materiales ecológicos.

Arriola ha anunciado que la nueva ruta del Valle Salado se incorporará próximamente a la red de equipamientos de educación medioambiental del Gobierno Vasco, “una herramienta fundamental que realiza una importante labor formativa y de concienciación entre los más jóvenes en torno a la protección dela naturaleza y la biodiversidad en Euskadi”.

Por su parte, el diputado general de Álava y presidente de la Fundación Valle Salado, Ramiro González, ha afirmado que “esta infraestructura constituye un hito en la historia reciente del Valle Salado. ya que de la mano de este itinerario medioambiental los visitantes podrán empaparse de un relato, hasta ahora no mostrado de la zona, la componente medioambiental de esta joya de la biodiversidad que es el Valle Salado”.

Gobierno vasco y Diputación Foral de Alava –ha añadido– compartimos esta nueva visión que enriquece la anterior y también compartimos esfuerzo que va a hacer posible que toda aquella persona que se acerque de visita pueda conocer más de cerca paisajes, ecosistemas, áreas de interés geológico, o, por ejemplo, elementos de interés biológico de notoria singularidad, rareza, belleza e interés científico, que Incluyen comunidades vegetales singulares, muy amenazadas en la CAPV”.

Como presidente de la Fundación Valle Salado de Añana, Ramiro González ha querido agradecer el esfuerzo económico que el Gobierno Vasco realiza en este proyecto. “Extiendo mi agradecimiento  al resto de profesionales, técnicos y en general a todas aquellas personas que con su trabajo contribuyen a que día a día mejoremos este excepcional paraje, que fruto de la fusión de una naturaleza extraordinaria y el trabajo de hombres y mujeres se ha forjado a lo largo de 7.000 años”.