Artolazabal: "Con oportunidades en formación, empleo y vivienda se favorecerá la emancipación de nuestra Juventud"

Iosu Txabarri/Eusko Legebiltzarra argazkiak

15 de marzo de 2018

  • La Consejera de Empleo y Políticas Sociales presenta el IV Gazte Plana en el Parlamento Vasco
  • Abarca el periodo 2018/2021 e identifica las áreas de empleo, vivienda, educación y salud como las que hacen posible una vida saludable, emancipada y autónoma
  • Recoge 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas

Vitoria-Gasteiz, 15 03 2018

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, considera que “con oportunidades en formación, empleo y vivienda se favorecerá la emancipación de nuestra Juventud”. En la presentación ante el Parlamento Vasco del “IV Plan Joven o Gazte Plana” que el Gobierno Vasco desarrollará en el periodo 2018-2021 Artolazabal estima prioritaria una actitud “de escucha a la juventud vasca, protagonista de su propia vida y pilar del desarrollo inmediato de nuestro País”.

El IV Plan Joven o Gazte Plana se articula en cinco ejes estratégicos en torno a las áreas de emancipación y autonomíabienestar y vida saludableigualdad e inclusión socialparticipación y compromiso social; y socialización y señala 23 objetivos 65 líneas de actuación.

Según ha explicado Beatriz Artolazabal en Comisión Parlamentaria en la que ha intervenido junto a Marcos Muro Ander Añibarro, “el IV Plan Joven identifica las áreas de empleo, vivienda, educación y salud como elementos que hacen posible una vida saludable, emancipada y autónoma, por lo que les concede carácter estratégico”.

“Todo ello constituye una base para que la Juventud participe en la sociedad de forma igualitaria y comprometida. Euskadi cuenta con sistemas públicos de salud y educación que nos protegen y ahí está ante todo nuestra Juventud” ha añadido la Sailburu Artolazabal.

Según ha detallado en el Parlamento Vasco, “el Gobierno Vasco impulsará acciones para agilizar el tránsito del ámbito educativo al mercado laboral; medidas para impulsar el emprendimiento y para mejorar las condiciones laborales de la juventud vasca; además de potenciar la inclusión laboral de jóvenes en riesgo de exclusión”.

“Un excelente itinerario de acceso al mundo del empleo es la formación dual, ya generalizada en la formación profesional y que da unos primeros pasos en la formación universitaria. Euskadi puede convertirse en un excelente referente en ambos casos” ha destacado Beatriz Artolazabal.

En el área de la vivienda, las líneas de actuación previstas pasan por la reserva de vivienda protegida para el colectivo joven y el desarrollo de nuevas fórmulas y medidas orientadas a favorecer el alquiler juvenil, entre otros.

Artolazabal ha detallado que “la emancipación es uno de los principales retos del Plan y por ello se cuenta con iniciativas dirigidas a: facilitar el acceso a la vivienda, como vía para el desarrollo pleno de los proyectos de vida independientes de la juventud, de manera que cada vez más jóvenes puedan disponer de alternativas que faciliten su emancipación en edades más próximas a las deseadas”.

La Sailburu Artolazabal ha expuesto que el sistema de acceso a vivienda sea “preferentemente en alquiler, ya que es la opción por la que opta la mayoría del colectivo joven, de manera clara frente a la opción de adquisición en propiedad. O a través de diferentes formatos, de manera que se complementen las tradicionales formas de acceso a la vivienda y se continúen desplegando iniciativas más novedosas y que puedan plantearse como pilotos combinadas con otras que hayan demostrado éxito con anterioridad”.

“La consecución de este objetivo pasa por un establecimiento de reserva preferente de vivienda protegida para el colectivo joven: El análisis de los criterios actualmente vigentes para la adjudicación de vivienda (en sus diferentes modalidades) contempla un conjunto de requisitos y baremaciones que hacen en la práctica muy difícil que una persona joven de la CAE pueda resultar adjudicataria de una vivienda protegida” ha indicado la Consejera.

A su entender ”el desarrollo de nuevas fórmulas y medidas orientadas a favorecer el alquiler juvenil: siendo el alquiler la opción preferente del colectivo joven, esta línea contempla un conjunto de iniciativas prioritarias orientadas a ofrecer a las personas jóvenes diferentes alternativas que puedan dar respuesta a sus necesidades a lo largo de sus diferentes etapas".

 

Juventud en plenitud

El IV Gazte Plana tiene referencias directas al ocio, el deporte, la cultura, el consumo, la participación, la movilidad y la igualdad, “todos ellos relevantes para que nuestra Juventud desarrolle una vida en plenitud”.

Artolazabal ha destacado que “el Plan Joven 2018-2021 recoge las principales características de los planes jóvenes anteriores, como su condición integral, transversal, interdepartamental y abierto a la participación social ya que en él han colaborado diversos departamentos del Gobierno Vasco así como el resto de instituciones vascas.

El IV Plan Joven del Gobierno Vasco 2018-2021 es uno de los planes departamentales de la legislatura y responde al compromiso 125 del Programa de Gobierno para la presente legislatura, en su Eje II.4 de Agenda social para la integración y la igualdad.

 

Desarrollo sostenible

“El Plan contribuye a 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, entre los que destacan especialmente la educación de calidad, un trabajo digno y el crecimiento económico y la reducción de las desigualdades sociales por su alto número de objetivos y metas comunes” ha matizado Artolazabal.

Para su redacción Artolazabal ha explicado que “se ha partido de un diagnóstico que señala que son varias las circunstancias que definen a la juventud vasca además de la realidad de que desciende el peso de la población joven en el conjunto de la población de Euskadi. Precisamente, la edad media de maternidad de la primera hija o hijo está por encima de los 30 años”.

En materia de empleo, los datos señalan que desciende la tasa de paro y que el salario medio de la juventud ocupada es de alrededor de 1.000 euros mensuales. Además, el trabajo por cuenta propia es escaso y la disposición al autoempleo es también minoritaria. La edad media de emancipación es tardía “y para mejorar esos datos, a ello dirigimos nuestras políticas departamentales” ha explicado Beatriz Artolazabal.