Departamento de Educación

Iniciativa Bizikasi

Bizikasi se crea para prevenir las situaciones de acoso y en el caso de que se dé el mismo, intervenir adecuadamente con el alumnado que sufre acoso, pero también con quienes contemplan el acoso a modo de espectadores y con el alumnado con comportamiento acosador.

Es necesario recordar que el acoso escolar se produce entre niños y jóvenes; quien sufre acoso vive una situación complicada y necesita apoyo y ayuda, pero quien acosa también muestra la necesidad de que se le oriente para erradicar el comportamiento agresor.

El acoso escolar es un fenómeno social muy complejo y paradójico basado en el esquema dominio-sumisión y en el código del silencio.

Para poder hacerle frente de una manera coordinada, Bizikasi plantea un proyecto a desarrollar de manera escalonada. De un modo organizado, específico y partiendo de un paradigma de medidas educativas para todo el alumnado, hará frente al acoso escolar y promoverá la convivencia positiva.

Para ello es fundamental adoptar medidas preventivas; es necesario formar, capacitar, mejorar y dotar a todas las personas del Sistema Educativo de las percepciones, capacidades, habilidades y herramientas necesarias para hacer frente a posibles casos de acoso en el centro escolar.

Bizikasi, iniciativa contra el acoso escolar y para la convivencia positiva en el Sistema Educativo Vasco

  • Objetivo principal: hacer que los centros escolares sean un espacio sin violencia y de convivencia positiva a través del compromiso del alumnado y del resto de la comunidad educativa.
  • Contempla la formación del conjunto de la comunidad educativa
  • Curso 2017-2018: formación específica a 320 asesoresy asesoras de Berritzegunes, 80 miembros de inspección y cerca de 800 responsables de centros educativos.
  • Curso 2018-2019: formación específica en relación al acoso escolar a la totalidad del profesorado de la enseñanza pública.
  • Campaña comunicativa pR difundir a la sociedad la importancia de implicarse en la prevención y erradicación del acoso escolar.

Bizikasi persigue un objetivo prioritario: convertir el centro escolar en una zona libre de violencia. Que el centro escolar sea un espacio educativo de desarrollo personal y social y que todos los miembros de la comunidad educativa, a través del conocimiento y de un compromiso compartido permanente, lo conviertan en un entorno seguro para la convivencia positiva y sin tolerancia alguna ante situaciones de acoso.

Bizikasi se crea para prevenir las situaciones de acoso y en el caso de que se dé el mismo, intervenir adecuadamente con el alumnado que sufre acoso, pero también con quienes contemplan el acoso a modo de espectadores y con el alumnado con comportamiento acosador.

Es necesario recordar que el acoso escolar se produce entre niños/as y jóvenes; quien sufre acoso vive una situación complicada y necesita apoyo y ayuda, pero quien acosa también muestra la necesidad de que se le oriente para erradicar el comportamiento agresor.

El acoso escolar en un fenómeno social, muy complejo y paradójico. Basado en el esquema dominio-sumisión y en el código del silencio, las variables que inciden en el mismo son múltiples. Además, está dotado de un código y dinámica internos, se produce a escondidas, es difícil de detectar y provoca un gran daño en todas las personas implicadas y en el propio sistema educativo.

Para poder hacerle frente de una manera coordinada, Bizikasi plantea un proyecto a desarrollar de manera escalonada. De un modo organizado, específico y partiendo de un paradigma de medidas educativas para todo el alumnado, hará frente al acoso escolar y promoverá la convivencia positiva. Para ello es fundamental adoptar medidas preventivas; es necesario formar, capacitar, mejorar y dotar a todas las personas del Sistema Educativo de las percepciones, capacidades, habilidades y herramientas necesarias para hacer frente a posibles casos de acoso en el centro escolar.

Así, será toda la comunidad educativa, cada cual actuando desde su propio ámbito y con un compromiso constante con la responsabilidad compartida, la que actuará con celo y firmeza para lograr que el centro escolar sea una zona libre de acoso.

La iniciativa Bizikasi contempla tres niveles de intervención: prevención, intervención y evaluación.

Prevención

Entre las principales características del primer nivel, cabe destacar la formación específica, así como la creación en cada centro educativo de un grupo dinamizador formado por 4 personas: director/a del centro, jefe de estudios, consultor/a u orientador/a y profesor-profesora relacionada con el ámbito de la convivencia. Dicho grupo liderará y coordinará el proceso de resolución de los casos de acoso y dirigirá las acciones a desarrollar en el centro en el marco de la convivencia positiva.

A la hora de establecer la formación del profesorado, se tendrá en cuenta un patrón fundamental: en el caso de que en un centro se haya constatado la existencia de un caso de acoso, el claustro recibirá de manera obligatoria y prioritaria dicha formación específica. Así todo y aunque no se haya detectado ningún caso cada centro podrá solicitar voluntariamente dicha formación en el momento que más le interese. Conviene recordar que los equipos dinamizadores de todos los centros públicos estarán ya formados en breve.

La formación se extenderá asimismo al personal no docente del centro, a las familias, así como a colectivos extraescolares implicados.

Intervención

Para que un centro pueda actuar correctamente en la labor preventiva del acoso escolar, es fundamental de que dispongan de herramientas de detección y seguimiento. Durante la formación todos los centros reciben material para poder desarrollar el necesario control: herramientas para la observación y detección, herramientas para el diagnóstico de las relaciones en el grupo, listas de chequeo, autoinformes, heteroinformes… El objetivo principal es el de adelantarse a posibles casos de acoso: trabajar desde la prevención, implicación y seguimiento.

El aula, el grupo, se debe convertir en regulador de los comportamientos. Es para ello necesario empoderar al alumnado. Este empoderamiento se desarrollará a partir de los materiales que se están creando para que sean trabajados en el aula con el objetivo de:

Desarrollar en el alumnado habilidades y estrategias para identificar buenos y malos tratos en la convivencia diaria del aula y del centro educativo.

  • Mejorar la comunicación interpersonal
  • Desarrollar la empatía y la asertividad
  • Desarrollar en el alumnado la capacidad de tomar posición ética ante distintos dilemas morales.
  • Desarrollar en el alumnado el sentimiento de responsabilidad y compromiso individual en el bienestar colectivo.
  • Dotar al grupo de una conciencia positiva del “nosotros-as” que actúe como reguladora de las relaciones.
  • Potenciar la capacidad de cooperación entre los miembros del grupo.

Es decir, lograr que a través del compromiso individual y colectivo del alumnado y de su participación activa en la erradicación de los casos de acoso se den pasos para hacer del centro un lugar seguro y de tolerancia cero al acoso.

A pesar de la labor de prevención, el acoso escolar es una realidad que se hará presente en determinadas circunstancias. La gestión de los casos ya detectados es fundamental para una correcta resolución. En los casos ya identificados, el equipo dinamizador, junto con el profesorado directamente implicado, desarrollará las pautas de acción ya previstas en la iniciativa Bizikasi. Además, tanto los berritzegunes como el servicio de inspección se coordinarán para reconducir la situación y contribuir así a la resolución del caso.

Bizikasi se unirá en ese momento con el Protocolo ya existente en el Departamento de Educación ante casos ya detectados, así como con el protocolo creado recientemente para lograr la mayor coordinación posible con el resto de instituciones posiblemente implicadas (Ayuntamientos, Diputaciones o Fiscalía).

Dada la necesidad de trasladar la sociedad la importancia de implicarse contra el acoso escolar, la iniciativa Bizikasi surge acompañada de una campaña de comunicación. Bajo el slogan “vamos a desenmascarar el bullying”, la iniciativa persigue concienciar de la necesidad de evitar que el acoso escolar se disfrace de juego, de diversión o de incidente aislado. Es prioritario ayudar a quien padece acoso escolar, pero es también importante ayudar al alumnado con comportamiento acosador para que pueda quitarse la máscara, para que tenga conciencia del dolor que puede estar causando. Y en esa labor es fundamental la implicación de todos y todas.

La campaña invita a toda la sociedad a formar parte de BAT-Bullying-aren Aurkako Taldea (un equipo contra el Bullying), desde el alumnado y profesorado, hasta la familia, amigos y sociedad en general.

http://nikerebat.eus/