Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

Sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS)

El sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS) es un mecanismo voluntario destinado a las empresas y organizaciones que deseen evaluar, gestionar y mejorar su comportamiento en materia medioambiental.

Ante todo, EMAS está destinado a mejorar el medio ambiente y proporciona a las organizaciones, los reguladores y el público un instrumento para evaluar y gestionar el impacto medioambiental de una organización.

EMAS está abierto a cualquier organización pública o privada que desee mejorar su comportamiento en materia de medio ambiente. Es aplicable a todos los Estados miembros de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechtenstein).

Las ventajas para las organizaciones participantes son muchas. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Gestión medioambiental de calidad
  • Garantía del pleno cumplimiento de la legislación medioambiental
  • Menor riesgo de multas relacionadas con la legislación medioambiental
  • Información medioambienbtal validada independientemente
  • Gestión del riesgo medioambiental
  • Ahorro de recursos y reducción de costes
  • Nuevas oportunidades de negocio en nuevos mercados
  • Mejora en las relaciones con los clientes
  • Mejora del entorno de trabajo
  • Aumento de la motivación de los empleados
  • Mayor capacidad de creación de equipos
  • Mejora la imagen ante la sociedad y los consumidores

Para recibir un certificado EMAS, las organizaciones deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Llevar a cabo un estudio medioambiental. Estudiar todas las repercusiones en el medio ambiente de las actividades de la organización: los procesos de producción, los productos y servicios, los métodos de evaluación y el marco legal, así como las prácticas y procedimientos de gestión ambiental.
  • Establecer un sistema de gestión medioambiental. Basándose en los resultados del estudio medioambiental, establecer un sistema de gestión medioambiental efectivo destinado a alcanzar los objetivos de la política de medio ambiente definida por la dirección de la organización. El sistema de gestión tiene que definir responsabilidades, objetivos, medios, procedimientos operativos, necesidades de formación y sistemas de control y comunicación.
  • Efectuar una auditoría medioambiental. Evaluar el sistema de gestión existente y el comportamiento ambiental de la organización a la luz de su política y su programa de medio ambiente, así como de las obligaciones legales.
  • Preparar una declaración medioambiental. Esta declaración tiene que especificar los resultados que se han conseguido en relación con los objetivos medioambientales de la organización. También debe indicar los medios que se piensan utilizar para mejorar continuamente su comportamiento medioambiental.
  • Obtener una verificación independiente por parte de un verificador EMAS. El estudio medioambiental, el sistema de gestión medioambiental, el procedimiento de auditoría y la declaración medioambiental tienen que ser verificados por un verificador EMAS acreditado por un organismo de acreditación EMAS de un estado miembro (ENAC en el caso del Estado español).
  • Registrarse en un organismo competente de un Estado miembro. La declaración medioambiental validada debe enviarse al organismo competente para su registro. En el País Vasco el organismo competente es la Viceconsejería de Medio Ambiente.

La organización recibe un número de registro y, a partir de ese momento, puede utilizar el logotipo EMAS.

La Unión Europea ha reconocido que la norma internacional para los sistemas de gestión ambiental EN/ISO 14001 puede constituir una etapa previa a EMAS. La adopción de ISO 14001 como elemento del sistema de gestión medioambiental EMAS permitirá a las organizaciones pasar de la norma ISO 14001 a EMAS sin duplicar esfuerzos.

Sin embargo, EMAS va más allá de ISO 14001 en muchos aspectos. Las organizaciones que participan en EMAS también tienen que cumplir otros requisitos:

  • Actuación
    • Comprometerse a mejorar continuamente su comportamiento ambiental.
    • Demostrar que cumplen la legislación de medio ambiente.
  • Transparencia
    • Poner a disposición del público sus políticas, programas y sistemas de gestión medioambientales, así como la información esencial sobre su comportamiento ambiental.
    • Demostrar que tienen un diálogo abierto con las partes interesadas (empleados, autoridades locales, suministradores, etc).
  • Credibilidad
    • Obtener una validadción por un verificador acreditado y registrarse en un organismo competente.

Fecha de última modificación: