La Dirección de Tráfico pone en marcha una campaña de concienciación sobre el uso del cinturón de seguridad

eusk.1.JPG

17 de septiembre de 2015

Carteles, cuñas radiofónicas e inserciones en televisión, para subrayar las consecuencias positivas de una acción que salva vidas

Esquiva la muerte es el lema elegido por el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco para recordar a los conductores y las conductoras que el uso del cinturón de seguridad es, además de obligatorio, muy beneficioso, ya que tiene efectos directos en las consecuencias en caso de siniestro. A partir de hoy y durante varias semanas, la Dirección de Tráfico difundirá este mensaje 

“Una acción tan sencilla como abrocharse el cinturón de seguridad antes de arrancar el vehículo puede salvarnos la vidadeclara el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga- No se trata solamente de que su uso sea obligatorio, que lo es,  lo importante es percatarse de que los sistemas de seguridad pasivos tienen la finalidad de protegernos en caso de siniestro. Llevar o no puesto el cinturón es decisivo en la resolución final de un accidente”.

En lo que llevamos de 2015 (datos de 17 de septiembre) han fallecido en accidente de tráfico 43 personas, de las cuales 15 eran conductoras de turismo u otro vehículo de cuatro ruedas, y 10 ocupantes. De esas 25 personas fallecidas 4 conductores y 1 ocupante no llevaban el cinturón, lo que supone que el 20% de los conductores u ocupantes de turismo u otro vehículo de cuatro o más ruedas fallecidos en Euskadi en 2015 no llevaba abrochado el cinturón.

En la cuña radiofónica, ( http://bit.ly/1LzBIl5 ) una voz de mujer recuerda que un simple trozo de tela –el sistema de seguridad pasivo del vehículo-, puede marcar la diferencia entre la vida o la muerte, en caso de accidente. Además, el uso del cinturón de seguridad es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo. 

La infracción por no llevar el cinturón (art. 117 RD 1428/03) prevé una sanción de 200€ y una pérdida de 3 puntos, si la persona que no lleva el cinturón es la conductora del vehículo. En el caso de que sea un pasajero mayor de edad, el pasajero será el responsable de la multa (200€), y si es un menor el responsable será el conductor del vehículo, (200€ de multa) pero no se le imputaría la pérdida de puntos.