Bherria: Ágora para una nueva ciudadanía

autor: Emilio Sola, 

Hace unos años, dentro del plan del Voluntariado, nos planteamos apoyar a las personas que, desde una responsabilidad técnica o política en la Administración local, desarrollan labores de impacto social con la ciudadanía y buscan nuevas maneras para la mejora de su entorno desde estrategias de voluntariado, participación y colaboración. De esta reflexión parte Bherria, una iniciativa impulsada por la Dirección de Servicios Sociales del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, en colaboración con el Consejo Vasco de Voluntariado.

Las personas nos organizamos para hacer llegar a la administración la existencia de problemáticas que deben ser atendidas. Cuando una baldosa se rompe, quien primero lo percibe es el vecino o la vecina que se tropieza con ella; cuando la edad de algunas personas mayores hace que se queden en casa por falta de accesibilidad, su familia y el vecindario son los primeros en enterarse. La ciudadanía es capaz de trabajar articulando respuestas a retos, intereses y necesidades concretas; las entidades sociales, vecinales y de voluntariado son el lugar donde nos hemos encontrado para responder a estos retos de manera colectiva.

Los ayuntamientos colaboran con estas entidades y personas que mejoran su realidad local. Sabemos que la manera de impactar con eficacia pasa por generar complicidad y sinergia con las vecinas/os y las organizaciones sociales. Tenemos un reto compartido entre la Administración Pública y la ciudadanía; hay inercias fuertes que nos cuesta superar, etiquetas y trincheras, pero también encontramos éxitos y aventuras llenas de aprendizaje.

Bherria es un proyecto enfocado a escuchar las necesidades de personal con responsabilidad política y técnica en Administración local, apoyar con formación y acompañamiento y generar debate y reflexión sobre los espacios de encuentro entre la Administración Pública y la ciudadanía. 

Un proceso cuidado y complejo

Bherria nace con vocación de convertirse en un espacio para aprender de esta apuesta por construir ciudades y pueblos desde la colaboración público-social. Es un proyecto diferente y ambicioso que nos saca de nuestra zona de confort, que nos impulsa a nuevas formas de hacer y nos obliga a experimentar con la forma y el fondo.

El programa Bherria -que se desarrolla entre los meses de octubre a diciembre- propone, como eje central para el aprendizaje, tres espacios de reflexión denominados Ágoras: el Ágora de Autogestión y Procomún, el Ágora de Smart Citizen (Ciudadanía Inteligente) y el Ágora de Escucha y Comunicación Digital.

El trabajo de profundización en los contenidos se apoya en una plataforma formativa online facilitada por un equipo de profesionales con años de experiencia en proyectos de innovación social, ciudadanía abierta y comunicación.

Las personas participantes tienen la oportunidad de intercambiar ideas, contenidos, experiencias y aprender a colaborar conjuntamente en red. El itinerario Bherria contiene tres encuentros presenciales, visitas y videoconferencias grupales para conocer un proyecto significativo desde la perspectiva de los contenidos trabajados. Finalmente, cada persona dispondrá de mentoring personalizado con una de las personas facilitadoras del proceso, así como acceso a habilidades transversales en cuanto a principios para la gestión del cambio y competencias digitales para la colaboración.

Un proceso que llega a su ecuador

El pasado día 3 de octubre celebramos la primera sesión presencial de Bherria. Elegimos Hirikilabs (Donostia) como primer punto de encuentro con un colectivo de 30 personas con responsabilidad técnica y política en distintos municipios de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa y en áreas tan diferentes como igualdad, innovación, voluntariado, euskara, juventud, acción social, educación, deporte, comunicación, salud y participación.

Hirikilabs es un laboratorio que trabaja en torno al uso social, crítico, creativo y colaborativo de las tecnologías; es, además, una herramienta para inspirar mediante el conocimiento libre y abierto. En Bherria creemos importante salir de nuestras dinámicas y rutinas diarias para acercarnos a lugares y experiencias diversas que propicien nuevas formas de hacer y de relacionarnos. Este espacio es una invitación a estar de otra manera, buscando cooperación y colaboración.

El encuentro favoreció la aparición de algunas preguntas de las que tomamos buena nota y que procuraremos responder a lo largo de estas semanas: ¿Cómo no perder el foco de lo importante sin abandonar lo urgente? ¿Por qué en los procesos de participación se acaba perdiendo la confianza en la institución? ¿Cómo conjugar diferentes sensaciones políticas y participación ciudadana? ¿Cómo se arranca un proceso para crear sentimiento de colectividad? ¿Cómo concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de la participación? ¿Cómo crear comunidad? ¿Cómo pasar del reto a la realidad?

Encuentro 3 de octubre

Capa digital para la escucha y la comunicación

Bherria, cuenta con una plataforma web www.bherria.eus desde donde se puede obtener información ampliada y seguir la actividad del propio proceso. Además, desde el blog, publicamos contenidos que contribuyen a construir el relato del proceso por medio de artículos de personas integrantes del equipo Bherria, crónicas de los encuentros presenciales, vídeos, fotografías y experiencias con las que vamos tomando contacto.

 Al mismo tiempo, se han habilitado redes sociales (Facebook y Twitter) y una lista de distribución en el canal de YouTube de Irekia, de manera que la escucha, la conversación, el contraste y la reflexión pueden continuar en el espacio digital con la etiqueta #Bherria.